Los altibajos de la democracia

Los altibajos de la democracia
  • Punto y aparte

Los partidos políticos juegan un papel relevante en cuanto al desarrollo social y la aplicación de programas para conseguir los objetivos y son los actores fundamentales para que la democracia alcance sus niveles más altos de credibilidad y en torno a este punto, hace algunos días escuchaba a uno de los integrantes de la tribu de Plateros hacer señalamientos muy concretos: “la democracia en Zacatecas está mermada, se ha roto ese principio democrático”; algo que tiene sentido si hacemos un proceso reflexivo de cómo y de qué manera se desarrolló el proceso electoral a nivel nacional y del por qué persisten hasta la fecha, críticas en torno a lo anterior.

Los partidos, principalmente el Revolucionario Institucional, en los meses que siguen habrá de ser sumamente cuidadoso de las formas de hacer política porque de ello depende el fortalecimiento de la democracia y la consolidación del partido en el poder para seguir al frente de la conducción de los del estado zacatecano porque ese desarrollo anhelado por todos, no puede estar ya solo en las manos de un solo hombre o de un solo partido. Los zacatecanos requieren ya de un equipo de trabajo que de resultados, de un equipo que le dé seguimiento a programas que al inicio de la actual administración se establecieron y que ahora, a casi cuatro años de distancia, el panorama no es del todo esplendoroso.

Vienen tiempos mejores, es cierto, pero habrá que cuidar, ya lo hemos dicho, las formas y ya no tanto el fondo, porque es obvio que para encontrar las llaves para el crecimiento y desarrollo de un pueblo, de una entidad federativa, la clave podría ser  la conjunción de esfuerzos y aterrizar esa  pluralidad de las ideas de una manera consensuada, para llevarlas a la práctica, como dicen los que saben de los goces y desdenes que se mueven en la política, “sin distingos de partidos, colores, credos o razas”.

Hay quienes opinan que a Zacatecas lo que le hace falta es rumbo, o bien, que dentro del gabinete existen piezas claves que no tienen la suficiente capacidad o experiencia para darle al gobernante la fuerza que requiere. Decíamos al principio que, para que una entidad crezca y se desarrolle, necesario es que “los principales de los partidos”, los más y mejor preparados, unifiquen criterios y sean deliberadamente propositivos por el bien de Zacatecas y los zacatecanos, ponerse a trabajar, como se ha dicho una y mil veces, para alcanzar el desarrollo que sexenio tras sexenio se promete.

El campo, el turismo y la  minería, son sectores fundamentales y no deben de descuidarse; ya se pudo constatar que cuando se trabaja con organización y decisión, los resultados saltan a la vista y cuando las metas se establecen bajo una coordinación precisa, el cumplimiento de las mismas deja satisfacciones. Zacatecas está ahora a la espera de la nueva camada de políticos que vienen pujando fuerte para entrarle a los procesos electorales ya cercanos. Los cambios de presidentes municipales, de diputados locales y federales, al igual que de senadores, exigen de las dirigencias toda la atención para no caer, como dice José Alfredo en una de sus tantas canciones, “en los mismos errores”. Lo más grave y lo más criticable (lo dice la voz popular), no es tanto el que se lleguen los tiempos de renovación d autoridades, lo mas reprochable es que se siga permitiendo ese chacoteo, ese ya tan odiado chapulinazo que se registra, cuando aquél que era diputado federal por un partido, de la noche a la mañana ya es un perfecto conocedor de las reglas, estatutos, principios y plataformas del partido que ahora le cobija.

La sociedad ya no quiere eso, mucho menos los hombres del campo, a quienes se les utiliza conforme vaya soplando el viento. Lo fundamental es cuidar lo que hasta ahora se ha logrado alcanzar y si las cifras del Inegi, Ceneval, del Banco Nacional de México, nos ponen en lugares críticos, hay que revertir esos números con una mejor planeación para que si el desempleo no ha sido superado en gran medida, se debe de luchar para levantarlo, para que no se vaya a caer también el desarrollo económico de Zacatecas.

El tema de actualidad, las reformas, han servido para que los partidos, todos y cada uno de ellos fijen sus postura en torno a las mismas. Pudiera pensarse que cada instituto político a través de sus bancadas en San Lázaro, defienden intereses particulares o de grupo. Debe de prevalecer la congruencia para evitar más daños a una nación, a un país que históricamente sea debatido en guerras internas que no le han permitido un desarrollo equilibrado, aún a sabiendas de las grandes extensiones de tierras, de bosques y litorales y la riqueza minera de tres o cuatro estados que no se refleja en su totalidad en  niveles satisfactorios del producto interno bruto.

En el campo, si la presencia del buen temporal continúa, los campesinos, las familias del medio rural podrán tener un año más de tranquilidad porque ya se están aprovechando al máximo las presas y bordos construidas por esta administración y ello obliga a pensar y bien, en que habrá buen frijol, buenas toneladas de cebada y de trigo, lo mismo que de avena, productos que contribuirán a levantarle los kilos de carne al hato ganadero y mejorar sustancialmente las cifras de exportación de ganado al exterior, aunque sea lamentable el que la dirigencia de la unión ganadera regional de Zacatecas, traiga puesta la mira en “otros blancos”.

Hasta aquí mi comentario, nos veremos en la próxima entrega. ■

 

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70