Proyectan Los caricaturistas, o defensores de la democracia, en muestra de cine en Francia

Proyectan Los caricaturistas, o defensores de  la democracia, en muestra de cine en Francia

■ La cinta muestra a 12 artistas de diferentes países y las consecuencias de su labor

■ “Esperamos sea pirateado y utilizado como instrumento de combate”, comenta productor y co-autor

Caricaturistes-Fantassins de la démocratie, última película-documental de la realizadora y guionista francesa Stéphanie Valloatto, se proyectó este lunes en la Salle Bazin del Palais des Festivals.

La cinta muestra a 12 caricaturistas provenientes de diferentes partes del mundo que intentan, con su trabajo, y a menudo poniendo en peligro sus vidas, defender la democracia, usando un lápiz como única arma.

Plantu (Francia), Slim (Algeria), Rayma Suprani (Venezuela), Boligan (México), Zlatkovsky (Rusia), Kichka (Israel), Boukhari (Palestina), Pi San (China), Nadia Khiari (Tunez), Danziger (América), Zohoré (Costa de Marfil) y Glez (Burkina Faso) han sido los escogidos entre un centenar de caricaturistas para protagonizar el documental, que tiene como objetivo “homenajear a esos hombres y mujeres a la vez periodistas, artistas, humoristas y combatientes”.

Cada uno con su propio estilo –con trazos más bastos o cuidados, con profusión de detalles o parcos, en color o en blanco y negro–, estos artistas denuncian con humor, burla, ironía, sarcasmo, dureza, los grandes conflictos y problemas del mundo: dictaduras políticas o militares, presiones económicas, mafias, religiones, cuestiones sociales, pobreza, derecho de las mujeres, corrupción, guerra, etc.

Una película que pone en valor la libertad de expresión, la libertad de los pueblos, el derecho a la democracia y que denuncia los abusos de todo tipo que existen en el mundo.

El filme muestra a cada caricaturista en contexto: su país, su ciudad, su entorno y su lugar de trabajo. Cada uno se va presentando y explica los motivos que le llevaron a denunciar las injusticias a través de la imagen.

Se combinan las tomas de las ciudades, las imágenes de archivo de diferentes momentos históricos y las caricaturas realizadas por los artistas a raíz de cada conflicto.

Historias divertidas, otras trágicas, cada uno tiene su recorrido, sus vivencias y sus motivos para expresarse.

“La caricatura es el medio para burlarse, para señalar con el dedo, para denunciar, provocando la risa en los lectores. El humor en la caricatura es un arma potente que molesta al poder (político, económico, militar) y puede hacerlo temblar. El combate del dibujante es continuar dibujando cada día, esquivando las prohibiciones para hacer avanzar la democracia”, afirma la realizadora.

El trabajo para contactar a los caricaturistas y obtener las autorizaciones de los rodajes en todos los países fue complicado, sobre todo en los regímenes autocráticos como Rusia, Venezuela, China o Túnez en los que, además, los dibujantes pueden correr peligro.

Había palabras a evitar en los correos electrónicos como “democracia” o “libertad de expresión” para no alertar a las autoridades, explicaba en una entrevista Valloatto. Lo importante era no poner en peligro a los artistas.

Caricaturistes-Fantassins de la démocratie muestra cómo cada país desarrolla sus propias problemáticas a través de la caricatura. Valga el ejemplo del mexicano de origen cubano, Boligan, que cuando llegó a México le advirtieron que había tres temas prohibidos y que no debería dibujar jamás al presidente, al ejército y a la Virgen Guadalupe. “Desde entonces esto se convirtió en mi agenda de trabajo”.

El filme no saldrá de forma oficial en todos los países debido a la censura, aunque su productor y co-autor, Radu Mihaileanu, espera que en esos sitios sea “pirateado y utilizado como instrumento de combate para la democracia y que, por su notoriedad internacional, proteja a los dibujantes en sus propios países”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70