Problemática en la UAZ podría resolverse si se transparenta el uso de los recursos

Problemática en la UAZ podría resolverse  si se transparenta el uso de los recursos

■ Necesario, defender el Contrato Colectivo de Trabajo: candidato a secretario del Spauaz

■ Hay varios personajes culpables respecto al adeudo de la Máxima Casa de Estudios, señala

José Crecenciano Sánchez Pérez, candidato a la secretaría general del Sindicato de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (Spauaz), afirmó que parte de la problemática en la Máxima Casa de Estudios podría resolverse si se transparenta el uso de los recursos, se controla la admisión, adscripción y promoción, y se atiende el problema de la Seguridad Social.

Para tal efecto, manifestó la necesidad de defender el Contrato Colectivo de Trabajo y respetar la totalidad del clausulado, puesto que ello permitiría “salvar algunos de los problemas que tenemos encima”.

El contenido del contrato, indicó, se refiere la admisión y promoción de los docentes, docencia, investigación y extensión, así como derechos y prestaciones, motivo por el cual es importante defender ese documento.

En ese sentido, dijo que resolver el problema de la Seguridad Social es un tema fundamental que incluso tiene que ver con la sobrevivencia de la Universidad. De lo contrario, los docentes jóvenes tendrán el riesgo de no recibir ninguna pensión.

“El gobierno mexicano se ha encargado de acabar con algunas cosas que son responsabilidad del Estado Mexicano, como es la educación pública y gratuita, el derecho a la salud y a la pensión. Y ahora nosotros arriesgamos un supuesto crecimiento a costillas de la Seguridad Social”, expresó.

Respecto al adeudo de la UAZ con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), de casi 900 millones de pesos, el candidato de la planilla denominada Movimiento Sindical Independiente señaló que hay varios personajes culpables, directos e indirectos, pues los integrantes de la administración central conocían las implicaciones de contratar personal sin control.

Sin embargo, “había un responsable en esta Universidad que tomó las riendas, y aunque puede decir que el que estuvo antes que él también tiene culpabilidad, y así sucesivamente, revisemos los números y ahí se podrá encontrar quién tiene mayor responsabilidad de unos con respecto a otros”, agregó Sánchez Pérez.

Por ejemplo, expuso que durante la administración de Francisco Javier Domínguez Garay entraron 976 profesores, en la de Alfredo Femat Bañuelos alrededor de 480 y en la de Rogelio Cárdenas Hernández aproximadamente 370, lo que muestra que las contrataciones se dispararon de forma considerable.

Desde su punto de vista, también es de llamar la atención el papel que ha desempeñado Emilio Morales Vera, quien ha fungido como secretario académico durante varias administraciones, y siempre omitió la falta de recursos ante el crecimiento que se argumenta hubo en la institución entre 2008 y 2012.

Afirmó entonces que hay funcionarios que tienen la información precisa sobre el adeudo de la Universidad, pero hasta ahora solamente “la han dado en pequeñas dosis, y necesitamos conocer la situación real que guarda la Universidad”.

Si en los próximos tres años el Spauaz logra que se respete a “rajatabla” el Contrato Colectivo, y si se controla la admisión y promoción, aseguró que podría lograrse parte de la solución del problema, pero para eso se requiere que la Rectoría informe claramente sobre la situación de la institución.

Por otra parte, indicó que la presión que ejercen los grupos políticos al interior de la Universidad no es nuevo. En la década de los 70 del siglo pasado, por ejemplo, hubo un grupo de izquierda y uno de derecha en pugna, y al final prevaleció el primero de ellos.

Al transcurrir el tiempo, Sánchez Pérez comentó que se constituyeron líderes políticos y académicos con visiones diversas sobre la UAZ, pero el problema reside en que en determinados momentos “se ha actuado en función de intereses personales sobre los académicos”.

 

 

“En todas las universidades se hace política a través de la academia. El problema fue que nos excedimos y las personas que en cierto momento han dirigido esta Universidad, se han excedido. Eso ha derivado en el clientelismo político y por eso tenemos que equilibrar y darle su peso a la academia”, agregó.

También señaló que en este momento ya no hay espacios universitarios donde sea posible hacer promesas a los profesores a cambio de favores, lo que indica la importancia de volver al sindicato y al Contrato Colectivo “para que los defiendan, porque sus padrinos ya no lo pueden hacer”.

Por último, dijo que la diferencia entre él y los demás candidatos a la dirigencia del sindicato, es el carácter y la personalidad para defender el Contrato Colectivo y enfrentar a la autoridad, a fin de cuestionar sus acciones administrativas y erradicar el amiguismo y clientelismo al interior de la UAZ.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70