Apuntes sobre la cuestión social y el panorama global/local

Apuntes sobre la cuestión social y el panorama global/local

Las principales coordenadas de la “reorganización hegemónica” son especialmente visibles en la convulsiva situación mundial, especialmente en la pugna sostenida entre los países desarrollados y los denominados emergentes (Ucrania, Venezuela, etc.), acentuando la deriva autoritaria de los regímenes existentes. En lo económico, una nueva fase de acumulación y concentración basada en  la aplicación del modelo neoliberal dentro de un mercado globalizado; en lo político, la progresiva pérdida de la soberanía de los Estados ante el ascenso del poder de redes estatal-privadas de carácter trasnacional. En lo social, se observa una polarización social –y territorial- a todos los niveles de agregación, que llevan a divisiones, dentro del tejido social, entre países, regiones, ciudades, barrios, etc., aumentando la distancia entre ricos y pobres, entre privilegiados y desfavorecidos, a ello, se agrega la incorporación de tecnologías, y el acceso diferencial a las mismas, que incide en cambios  temporales  y espaciales y desemboca en la creciente entronización de formas de control represivas, criminalización de la protesta social, etc.  A nivel ambiental, encubierta por una mitología del desarrollo, tras el calificativo de “ecológico” y de “sustentable, un continuum de daños irreversibles provocados por el modelo de crecimiento ilimitado, depredador y parasitario.

Siguiendo los planteamientos de Pilar Calveiro, es muy visible, a escala global, la reafirmación del modelo económico neoliberal, después de que fuera cuestionado por las propias elites, en los inicios de la actual crisis sistémica global (2007), cuando temerosas de las reacciones anti-sistémicas, frente a la profundización del deterioro social, el crecimiento del desempleo, algunos ideólogos entonaron el “mea culpa” neoliberal, llegando a hablar –incluso- de refundar el capitalismo.  Intenciones rápidamente olvidadas; las protestas sociales, no tuvieron la magnitud necesaria para cambiar el rumbo, y, cuando se dieron, fueron reconducidas por múltiples vías al redil impuesto por el sector financiero globalizado (aunque dislocado y con luchas por el poder diferencial entre las elites globales). Implementaron mejor  un grosero y descomunal “fobaproa” global (presumida sin remilgos, como una “receta mexicana” por Felipe Calderón y Ernesto Zedillo en Davos). Junto con ello, estamos presenciando, con todos los impactos que todo ello tiene directamente sobre nuestras vidas, la expansión planetaria  de formas de “democracia restringida” (“democracia dirigida”), regímenes con el que las elites controlan el acceso al poder explícito existente, administrándolo, según “modelos de gestión” que producen  polarización social y el aumento de la exclusión y la marginación social. Se trata de una racionalidad “sistémica” centrada en las corporaciones, que forman una urdimbre, financiera-militar-tecnologica-comunicacional, configurada por nodos cuya arquitectura es jerárquica e interconectada.  Todo ello, conlleva la subsunción de los programas sociales estatales, a las lógicas de acumulación financiarizada mediante su progresiva mercantilización, su privatización, o su torsión perversa –endémica- hacia un clientelismo desaforado (láminas, electrodomésticos, etc.).

Asimismo,  otro aspecto que estaría revelándose en el panorama global y local, que aquí exploro, es  el relativo a la bajísima  valoración social otorgada al conjunto de políticas dirigidas (supuestamente) a hacer efectivos, de modo integral y universal, los derechos humanos. Agregando, que los problemas se incrementan, si incluyéramos  los nuevos derechos, como el derecho a la paz, y, especialmente, el derecho derivado del reconocimiento de que… “no puede haber ejecución de decisiones sin participación  en la toma de decisiones”, para enunciar de este modo,  el derecho a la participación, social democrática  efectiva. Derechos que tomados de manera integral, son  sistemáticamente  vulnerados, como se puede observar en los resultados representados en las cifras de pobreza y vulnerabilidad social realmente existentes. Finalmente, se puede señalar que  los persistentes problemas ligados al sesgo asistencialista –y, clientelar- dado a las políticas públicas, su descoordinación, duplicación de esfuerzos, superposición, la ausencia de una perspectiva eficaz  de desarrollo integral y sostenible,  son también,  palpables,  en su reducido impacto a nivel económico-productivo, especialmente en los sectores más desprotegidos, población objetivo (“beneficiarios”) de las políticas sociales.

Más  allá de la retórica “neodesarrollista” que permea a los discursos políticos oficiales y mediáticos, la lacerante realidad social  estaría, a mi juicio, urgiéndonos, de manera directa, a que analicemos con estrategias y enfoques teórico-metodológicos innovadores, los diversos temas asociados al desarrollo social, (y sus consecuencias e implicaciones múltiples: violencia, crimen organizado, corrupción, impunidad) todos ellos, vinculados a la perpetuación de la pobreza, y generadas por políticas públicas fallidas.

Es en la cuestión social,  donde-“causalmente”- se articulan las problemáticas  que impactan de lleno a la sociedad que somos, y corroen  nuestro dolor/país, especialmente, considerándolo desde la perspectiva de la pobreza. Cuestión, que las diversas cohortes de políticas públicas, no han logrado superar. Ante éste panorama, global y local, es necesario como ciudadanos asumir un rol protagónico, contribuyendo a “desplegar el alfa y el omega de la creatividad social”, implicando nuestras solidaridades imaginantes, abriendo nuevas veredas a la “felicidad pública”, de modos consistentemente radicales…es decir, técnica -ética y  políticamente- inéditos. ■

 

https://www.facebook.com/coordinadorazacatecana.caravananacional

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70