Presentan selección de autores de minificción propuesta literaria El canto de la salamandra

Presentan selección de autores de minificción propuesta literaria El canto de la salamandra

■ La obra de Rogelio Guedea, parte de la modalidad definida como “literatura brevísima”

■ El autor no estuvo presente, pues radica en el extranjero, pero se leyeron varios de sus textos

El canto de la salamandra, antología de la literatura brevísima mexicana, publicación de ediciones Arlequín reunida por Rogelio Guedea, fue presentada este jueves en el Centro Unesco Zacatecas y dentro del programa académico del Festival Cultural Zacatecas 2014.

En principio, el género a que se refiere, los microrelatos o la minificción, busca aún definición, dijeron los presentadores, pues los teóricos tratan de situarlo por su carácter fragmentario, sus recursos estéticos, su extensión o su intertextualidad, entre otros aspectos.

Subsiste, dijo en cita al autor, Claudia Solís Andrade, docente de la Universidad Autónoma de Zacatecas y directora teatral,  una cualidad compartida: los textos breves ofrecen una visión completa del mundo.

La edición reúne a 24 autores, entre ellos Salvador Elizondo, Juan José Arreola, Mónica Lavín, Augusto Monterroso, Alfonso Reyes, Óscar de la Borbolla, Nelly Campobello, Julio Torri, y otros más jóvenes, entre ellos el propio Rogelio Guedea y Edgar Omar Avilés, el último presente ayer para ofrecer además, lectura a algunas de sus aportaciones a la obra.

Felipe Ponce, director de Arlequín, destacó la selección de autores que para esta edición preparó Guedea y la predilección de la empresa editorial por géneros no favorecidos por el mercado, entre ellos, la poesía y el cuento, y para esta ocasión, concretamente la modalidad que el compilador definió como “literatura brevísima”.

Disculpó la ausencia del autor, en tanto que reside en Nueva Zelanda,  pero a cambio, dio lectura a uno de sus textos.

En su oportunidad, Edgar Omar Avilés contrastó la brevedad de estos relatos contra la visión de mundos elaborados y recordó que es importante reconocer lo esencial. De esta manera destacó a la microficción como un género “que no se puede dar el lujo de lo superfluo”.

En El canto de la salamandra, antología de la literatura brevísima mexicana lo que puede encontrarse dijo, es la tesis de lo que Rogelio Guedea “considera es un minitexto que vale la pena ser leído”.

El Dinosaurio de Augusto Monterroso fue referencia inevitable. Dijo, esta obra es un atrevimiento del autor por su carencia de un principio y fin, ausencias  mediante las cuales reta al lector a proponerlas. Esto dicho, como ejemplo de las posibilidades del género.

Ofreció de su autoría, incluidos en esta edición varios microtextos: El brujo decapitado, El cuadro, Acto final, La pérdida de la imaginación y El pueblo del puerto.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70