21 de abril de 1914

21 de abril  de 1914

Como jefe del Ejecutivo,  Madero creó varias disposiciones que estipulaban el control de la extracción del petróleo y gravaron la producción y la exportación. La respuesta del país vecino fue inmediata: el embajador Henry Lane  Wilson dirigió una conspiración a través del Pacto de la Embajada firmado por jefes militares mexicanos que fueron precisamente los que destituyeron a Madero para imponer la dictadura de Huerta.

Después del Cuartelazo de la Ciudadela, acontecimiento histórico conocido también como  la Decena Trágica, y una vez que Madero y Pino Suárez fueron obligados a presentar sus renuncias y posteriormente asesinados, Victoriano Huerta asume la presidencia de la República el 19 de febrero de 1914, acatando el procedimiento establecido en el artículo 81 de la Carta de 1857. No fue un usurpador como equivocadamente suponen algunos. Fue un gobierno “legítimo” en el que, para su asunción, se cumplieron de manera impecable todas las formalidades establecidas en el numeral de referencia.

Ante el conocimiento de esas circunstancias, Venustiano Carranza siendo entonces gobernador de Coahuila, sale de la entidad con la milicia revolucionaria que había formado durante su mandato, y el 26 de marzo del mismo año (1914), mediante el Plan de Guadalupe, desconoce al gobierno de Huerta y da un plazo de 30 días a los demás gobernadores para adherirse a él, autonombrándose primer jefe del Ejército Constitucionalista. Ya para entonces, también se había unido el gobernador de Sonora. En ese Plan anuncia que ocupará la Presidencia de la República, cuando ocupe la Capital del País y, con tal carácter convocará a elecciones. Las luchas contra Huerta, tuvieron duración de casi un año. Sin embargo, se habrían de prolongar por más tiempo.

En el golpe de Estado contra Madero, el gobierno de Estados Unidos jugó un papel fundamental. Durante la insurrección envió buques que vigilaban las fronteras y los puertos mexicanos de Guaymas, Tampico y Veracruz;  aunque los gobiernos de sus respectivos estados no estaban de acuerdo por la violación a la soberanía nacional, en el segundo de los puertos que se mencionan, había 75 naves de guerra con 695 cañones y 65,850 hombres.

Posteriormente el 19 de abril de 1914, el presidente norteamericano Woodrow Wilson, solicitó y obtuvo del Congreso de su país la autorización para emplear la fuerza contra México. Siendo entonces que el 21 de abril de 1914 Washington hizo anclar en Veracruz 29 buques de guerra, 10 naves de transporte, dos de aprovisionamiento y tres del servicio militar de sanidad. De ellos desembarcaron 1,500 hombres, que vencieron la resistencia  de 100 soldados, los cadetes de la Escuela Naval Militar y grupos de civiles. En la noche de ese día eran 300 los mexicanos asesinados por los agresores.

Según José E. Iturriaga, quién estudió Jurisprudencia en la Escuela Libre de Derecho y Filosofía e Historia en la UNAM. Becario y Profesor de El Colegio de México, autor de múltiples ensayos y artículos para diversas publicaciones, entre muchas más actividades que forman su currículum,  en el enfrentamiento militar de Estados Unidos contra México, que duró del 21 de abril de 1914  al 23 de noviembre del mismo año, fueron 70 barcos de guerra norteamericanos los que ocuparon Veracruz junto con sus marines.

Uno de los caídos en aquella fecha que combatió heroicamente a los invasores, fue José Azueta  quien contaba con 19 años de edad y estudiaba en la escuela Naval Militar; resultó con tres heridas que le causaron la muerte. Cuando los invasores trataron de prestarle atención médica, agonizando exclamó que del enemigo no quería ni la vida; que se largaron esos perros.

Venustiano Carranza ya como presidente de la República, convocó al Congreso de Querétaro para reformar la Ley Suprema de 1857.  Aunque ya conocemos que las ideas liberales de aquel Constituyente que debatió a partir  del primero de diciembre de 1916 hasta el 31 de enero de 1917, dio como resultado la existencia de una nueva Constitución totalmente distinta, la de 1917.  Durante este lapso, las tropas norteamericanas comandadas por el general John Pershing todavía ocupaban parte de nuestro suelo patrio.  Hay que tomar en cuenta que esa invasión militar se inició el 15 de marzo de 1916 y concluyó el 5 de febrero de 1917, día en que el primer jefe del Ejército Constitucionalista, encargado del Poder Ejecutivo, promulgó la Carta Magna vigente.

El pretexto esgrimido para tan prolongada invasión consistió en que el Ejército norteamericano quiso capturar a Francisco Villa por la matanza e incendio, dirigido por éste, en el pueblo de Columbus –Nuevo México-  el 9 de marzo de 1916. Con ello el célebre guerrillero buscaba agriar las relaciones entre los gobiernos de Woodrow Wilson y Venustiano Carranza, entabladas apenas el 18 de octubre del año anterior y mediante las cuales, los Estados Unidos reconocían la legitimidad del gobierno de Carranza.  Varios sucesos relevantes ligados a nuestra Carta Magna vigente,  ocurrieron en México teniendo como transfondo la invasión de las tropas norteamericanas en nuestro territorio durante los 10 meses y medio ya señalados.

Lo anterior explica la redacción del artículo 118 de la CPEUM, que protege al territorio contra toda invasión. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70