El acecho a la libertad: los controles a internet

El acecho a la libertad: los controles a internet

Alegando motivos diferentes, el poder ha intentado controlar la red. La manera horizontal y libre en que funciona, hace que los contrapoderes libertarios se articulen, lo que es visto como una amenaza por parte de los poderes estatales y algunos poderes económicos. No es gratuito que en algunos países el acceso libre a Internet está prohibido o seriamente controlado. En nuestro país ha habido varios intentos de crear controles, como la llamada Ley Döring, que pretendía las regulaciones alegando la protección aderechos de autor, pero ahora se pretende utilizar otra vía. Lo importante para el poder estatal es iniciar las regulaciones al uso de la red, y después incrementarlos gradualmente por cualquier motivo. El objetivo final sería que la ley faculte al Estado a monitorear el uso del Internet.

La ruta está marcada en la iniciativa sometida a discusión estableciendo filtros de contenidos y  bloqueos de sites, para obligar a los proveedores a instaurar los filtros en sus servidores para bloquear los web que tipifiquen como no-deseables. Al inicio pueden proponer bloqueos que éticamente resulten de consenso, como la lucha contra el crimen o la protección de la infancia; pero en seguida vendrán las restricciones con matices culturales, políticos y económicos: el poder siempre tiende a aumentar su dominio. La libertar tiene riesgos (como es evidente), pero permitir el control sobre la misma tiene consecuencias peores. Por ello, debemos defender este espacio vital para la libertad, incrementando su uso. Ahora mismo la mayor restricción es la poca cobertura del servicio, por lo que una de las mayores exigencias sociales de hoy debe ser la universalidad del acceso. Ello es vital, porque en automático se puede multiplicar la ventaja económica y cultural del amplio uso: radios y televisión libres pueden competir en forma horizontal con las poderosas compañías; medios de intercambio comercial directos; intercambio de ideas e información; multiplicación de espacios educativos; y un largo etcétera. Por ello, se ha impulsado que el uso de la red sea declarado un derecho humano.

En suma, deben detenerse las tentaciones del poder estatal y los poderes económicos de administrar la libertad en el espacio comunicativo más importante en el mundo: el Internet. Ahora mismo en el Congreso de la Unión se ve muy posible que se apruebe sin cambios la ley secundaria en telecomunicaciones donde se establecen controles sobre los contenidos, y es posible porque la presión social ha sido poca y la desinformación mucha. Y donde la clase política está domesticada, la aprobación de leyes contra las libertades es posible. En cuanto las manos del poder logren colarse a la red, será muy difícil detener su dominio sobre ella; y si eso ocurre, el espacio libertario de la red habrá sucumbido.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70