Hilos de conservación, proyecto que conjuga intereses como el atender un espacio descuidado

Hilos de conservación, proyecto que conjuga intereses como el atender un espacio descuidado

■ La propuesta fue hecha como un medio de “apropiación de un espacio público”: Salinas

■ Casa Municipal de Cultura dará continuidad a proyectar el quehacer de los jóvenes, afirma

Hilos de conservación, proyecto de intervención artística realizado por la Casa Municipal de Cultura, en el Jardín Juárez de la capital del estado, conjuga varios intereses, exhibir en la calle el trabajo de jóvenes diseñadores y artistas plásticos y visuales zacatecanos, provocar con ello un encuentro con el espectador y  por ende, una irrupción en su cotidianeidad, así como focalizar la atención en un espacio que ha sido descuidado.

La propuesta se inscribe en la tercera emisión de El Jardín de Arte, como se ha denominado a la aportación del ayuntamiento capitalino hacia el Festival Cultural Zacatecas, pero fue expuesta como un medio de “apropiación de un espacio público”, que desde la creatividad y suma de esfuerzos institucionales y civiles, reivindicaría el carácter de la ciudad  como lugar de convivencia y goce de todos, coincidieron Susana Salinas, subdirectora de proyectos especiales de la Casa Municipal de Cultura Zacatecas y Carlos Navarrete, conductor de la serie Acentos, de La Jornada Zacatecas TV.

“Cuando la privatización se ha convertido en verbo sustancial, los espacios públicos son el reducto que nos queda a los ciudadanos para apropiarnos de ellos y qué mejor forma de hacerlo que a través del arte y la cultura”, propuso Navarrete para iniciar la charla.

Los proyectos de Casa Municipal de Cultura, afirmó Susana Salinas, se han caracterizado por buscar trascender los espacios cerrados para hacer partícipe a la ciudadanía del trabajo, fundamentalmente de los artistas jóvenes, sector que busca apoyar.

 

En este caso la intervención preparada desde noviembre pasado se sustenta en el trabajo manual en fibras textiles, al que se sumaron la experiencia en el tejido de gancho y aguja de amas de casa y “abuelitas”. Nació con el sentido de resguardar el jardín y ofrecer a la par un espacio de exhibición, promoción y venta de piezas realizadas por jóvenes artistas.

El proyecto busca además, agregó, crear lazos con los “chavos que andan por ahí desbalagados”, de manera que se integren a un trabajo colectivo. En Zacatecas, dijo Susana Salinas, esta es la primera vez que se realiza un ejercicio de este tipo. La instalación es una actividad equiparada al grafiti por su transgresión, pero para realizarla aquí se solicitaron los permisos correspondientes.

El fin es proponer que el espacio reviva, se respete y cuide, expuso,  “por ejemplo, tenemos una fuente que no funciona pero ya cobró vida a través de estos hilos y estos estambres”.

Carlos Navarrete enunció otros proyectos de este tipo emprendidos por el Instituto Nacional de Bellas Artes y la Secretaría de Cultura del Distrito Federal, este último denominado Toca conmigo, y que hacía accesibles pianos en diferentes partes de la ciudad para que fueran digitados por la gente.

Esto fue citado para cuestionar acerca de las razones por las que este tipo de propuestas provienen de la institucionalidad y no de la ciudadanía, justo como un medio de que ésta se apropie de los espacios públicos.

Zacatecas, agregó a la reflexión, es conocida como una ciudad cultural, sin embargo, no todo el año sus calles se proponen como medio de encuentro entre la gente y las expresiones artísticas.

“No lo sé.  Es como todo un círculo, de entrada podríamos partir hasta de la generación de proyectos por parte de los artistas”. Este tipo de expresiones tendrían que provenir de aquellos que se preocupen por lo público, dijo, pero también que le apuesten a proponer obra de estas características en diferentes épocas del año.

De igual forma se hace necesario que se apropien de otros espacios, la propia Casa Municipal de Cultura, o cafés.  La obra finalmente se valida, expuso, cuando es vista por un espectador.

La justificación en el caso de El Jardín del Arte, y concretamente Hilos de conservación, agregó la responsable de Proyectos Especiales de Casa de Cultura y artista plástica, es el deterioro y la insalubridad que persisten en este lugar “que está afectando incluso el que la gente pueda permanecer aquí. Y me sorprende porque está rodeado de lugares turísticos”.

La propuesta realizada “irrumpe en lo cotidiano” y puede cambiarle el día a un transeúnte. “El arte es eso, te puede cambiar y generar otra expectativa del mundo, otra visión. Y poderlo provocar y verlo te deja una gran satisfacción”.

Aportando sus experiencias como artista y funcionaria pública agregó, “mi labor principal es estar en contacto con lo que pasa afuera con los jóvenes. Las ideas no nacen así de la nada, poco a poco se van construyendo”.

En este caso surgió de la lectura del momento, que se expresa dijo, como una efervescencia entre los jóvenes artistas que se ha expresado entre otras maneras mediante la Feria del Diseño que ha tenido varias y recientes emisiones.

“Entonces vamos trabajando en razón de. También es que la institución tiene que estar al pendiente de qué se necesita, con qué grupo se va a trabajar, no nada más llegar a imponer una idea con la que (los jóvenes) no se sienten identificados”. De manera personal agregó estar a favor de que las instituciones se utilicen y sirvan.

 

Recordó al respecto la vecindad de Casa Municipal de Cultura Zacatecas con el mercado El Laberinto y agregó, “nos encanta y maravilla que la gente que va al mercado nos visita a ver a (Javier) Marín, y que pasa al baño pero llega y se topa con las esculturas y por fuerza tuvieron que acercarse y leyeron de qué se trata eso”.

Por otra parte, la observación del obstáculo que para mucha de la gente implican elementos como las puertas de cristal o la custodia de la puerta por policías, vuelve a colocar el tema de hacer salir las muestras a la calle.

“Hay esa resistencia a acercarse a este tipo de espacios. Entonces ya me imagino en el  (Museo de Arte Abstracto Manuel) Felguérez, en otros espacios así (…) entonces cuando vemos que no hay esa afluencia nosotros vemos la manera de sacarlo a la calle”.

Carlos Navarrete propuso una vuelta al tema de la disputa por los espacios públicos que actualmente se hace manifiesta en el Centro Histórico de Zacatecas, y solicitó una opinión sobre la reciente expresión desde la iglesia católica acerca de sean trasladadas a otros espacios manifestaciones que señalan, afectan a los edificios, o bien se conserven sólo eventos del Festival Cultural Zacatecas que coincidan con las actividades religiosas que se aparejan en esta temporada.

Este tipo de controversias se han dado siempre, agregó Salinas, pues tienen que ver con qué se quiere brindar a la gente, qué se quiere hacer visible y que no. “Es como una manera de controlar. Pero yo creo en el sentido de lo artístico y en esta cuestión en la que estamos inmersos todos”.

Se hace necesario también acudir al sentido colectivo, y expresar qué nos gusta y qué no de lo que se propone en el Centro Histórico, esto acerca de una escultura, la iluminación o una pantalla, ejemplificó.

“Y creo que algunos de los artistas sí deberían, y no digo deberían como deslindándome, más bien deberíamos en algún sentido encontrarnos (…) yo creo que todos lo hemos hablado, pero de acá de oreja a oreja, y no ha existido esa parte…no me preguntes cómo sería porque no lo sé”.

Agregó sin embargo, que desde el espacio institucional en el que trabaja se dará continuidad al trabajo de proyectar el quehacer de los jóvenes. Y en esta lógica, se buscará realizar cada mes una emisión de El Jardín del Arte. “Y no me quiero ver como política diciendo qué, y después no pasa… estamos haciendo lo posible porque se repita cada mes…”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70