La nueva colonización

La nueva colonización

Es bien sabido que el sistema político económico vigente en México nos ofrece como único camino para el crecimiento de nuestro país la doctrina y praxis neoliberal, la cual impulsa desde el fin de la década de los 80 un extenso programa de reformas estructurales por todos conocidas, padecidas y por las mayorías rechazadas; este rechazo incuestionable se debe a la desarticulación sistemática del pacto social emanado de la Revolución Mexicana y configurado de manera germinal en la Constitución de 1917, cimentado de manera más amplia en el gobierno que abanderó el presidente Lázaro Cárdenas del Río en la década de los 30, el cual dilucidaba con su forma de gobierno incluyente y progresista una democracia viva, límpida y participativa, con el objetivo de alcanzar lo que hasta hoy nos resulta inalcanzable.

Uno de los pilares indispensables para alcanzar los objetivos, ideales y principios Cardenistas-Revolucionarios es la educación, por lo mismo, ésta debe ser intrínsecamente gratuita y concebida como un derecho universal por el cual históricamente, la sociedad en sus diversas civilizaciones ha entregado a los ciudadanos su cultura, valores, conocimientos y técnicas, que conllevan a la emancipación de sus pueblos.

Por lo anterior, la educación debe postergar eternamente su estancia dentro de una palestra democrática, debe ser del pueblo y para el pueblo, en donde los ciudadanos puedan planificar sus metas y objetivos, prevaleciendo la gratuidad, procurando con ello que las capacidades de pago no delimiten el acceso a ésta, se debe superar la retórica de los derechos sociales que convierten a la educación en mercancía postrada al mejor postor, este atraco se ha elevado a rango constitucional mediante la promulgación de la Reforma Educativa y el sistema de autogestión educativa, insertado recientemente en la Ley General de Educación.

Una vez más el ciudadano se pregunta ¿si tantas benevolencias tiene este sistema y tan benéfico es autogestionar los gastos de operación en las escuelas “públicas” de nuestra sociedad, por qué no se aplica en todas las instancias gubernamentales? ¿Por qué los partidos políticos no autogestionan sus gastos de operación? ¿A quién no le gustaría ver a los candidatos a puestos de elección popular vendiendo buñuelos, pozole o tostadas en una kermés para solventar los gastos de sus fastuosas campañas electorales? ¡Sí señores! con la contrarreforma educativa promovida por el presidente Enrique Peña Nieto el legado revolucionario de la gratuidad en la educación pública en nuestro país se perdió y una vez más los poderes fácticos por medio de sus empleados parlamentarios y sus tautologías oficialistas, lucraron con nuestros derechos, anteponiendo las manos invisibles, ubicuas y omnipotentes del capital internacional sobre el Estado mexicano en subasta, con el inmundo propósito de expandir aún más el imperio de explotación establecido desde la colonia en el territorio nacional; para prolongar la explotación desmesurada de los recursos naturales de la nación.

Una nueva y perseverante colonización mediática de spots publicitarios,  impulsaron las reformas energética y educativa, con una inversión aproximada de ciento ochenta y seis millones de pesos, según informes expedidos por organizaciones como Fundar y Artículo 19 (organizaciones civiles de transparencia y derechos humanos, respectivamente), en dichos spots publicitarios, se presentan beneficios inexistentes de las contrarreformas, entre los que destacan, la conservación de los derechos laborales del magisterio en el nuevo ordenamiento educativo, Ley Estatal de Educación Artículo 12.

Basta echar un vistazo a la nueva normatividad para darse cuenta de que la gran ausente en la Reforma Educativa es la educación y que los derechos laborales conquistados por el magisterio zacatecano desaparecieron, tales como: a) los interinatos, desde el pasado dos de abril del presente año, fecha en que se publicó la Ley Estatal de Educación en el Periódico Oficial del Estado de Zacatecas, la cual faculta a la Seduzac a nombrar discrecionalmente a quienes deban cubrir las vacantes temporales que no excedan de seis meses; b) la desaparición inminente de los códigos 20 y 95 destinados a jubilación; c) la reducción de 90 a 40 días de aguinaldo publicada el pasado 7 de noviembre de 2013 en el Diario Oficial de la Federación, por el Presidente de la República, entre muchísimas otras atrocidades laborales ocultas en la contrarreforma educativa.

Por lo antes señalado, el Movimiento Democrático Magisterial Zacatecano como referente histórico en la lucha de clases en nuestro Estado, seguirá asumiendo en conjunto con padres de familia y otros sectores sociales, su postura firme y decidida de eliminar el control tecnócrata y burocrático en la educación, preocupándose por promover un control plural y democrático del sistema educativo, al continuar con su impulso histórico en la defensa de los derechos de los trabajadores de la educación y en busca de una educación pública, equitativa y gratuita en el estado de Zacatecas.

¡Unidos y organizados venceremos!  ¡Hasta la victoria siempre! ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70