Neoliberalismo y universidad (segunda parte)

Neoliberalismo y universidad   (segunda parte)

Después de los acontecimientos del 68– el gobierno mexicano volvió a mostrar la cara terrible del régimen. El 10 de junio de 1971 en la Ciudad de México, la manifestación estudiantil en apoyo a los universitarios nuevoleoneses que exigían autonomíapara la UNL, fue violentamente reprimida por un grupo paramilitar al servicio del Estado…

Años más tarde, siendo gobernador de Nuevo León, Alfonso Martínez Domínguez, volvería a desatarse el terror ahora contra todo movimiento social, organización política de izquierda o sindicato democrático en el estado. Entre ellos estaba el STUANL. Agolpe de timón,el rector Alfredo Piñeyro-confabulado con directores de escuelas y facultades-se encargó de consumarlas miras del gobierno: Debilitó la organización de los trabajadores al impulsar dentro del gremio una dirección sindical paralela; destituyó a un sinnúmero maestrosy trabajadores; asedió la UANL con “porros universitarios” (golpeadores a sueldo) y otros maleantes traídos de la CROCpriista…A principios de los 80, el “STUANL” era ya administrado por una nueva dirección sindical–ilegítima y corrupta– y el movimiento estudiantil estaba reducido a su mínima expresión.

De esos golpes, el sindicalismo universitario y el movimiento estudiantil no han podido levantarse por lo que la anexión de la letra “A” al acrónimo UNL está totalmente desfigurada. La “universidad autónoma” fue sometida y el “STUANL” quedó convertido en lo que es hoy: una masa inerte de trabajadores dirigida por “charros”, entregada y sumisa a los directores de las escuelas y facultades y éstos, a su vez, postrados al patrón mayor, el rector en turno de “la máxima casa de estudios”.

Junto al descenso de la lucha estudiantil, los acontecimientos sindicales descritos pudieron facilitar la implementación de los nuevos planes neoliberales.Todo lo conquistado se vino abajo y hoy en día los grandes intereses privados continúan haciendo lo suyo por destruir aquel espacio público de educación superior. De la autonomía lograda a sangre y fuego, solo queda la leyenda.

Radicales cambios con el influjo del liberalismo. La nueva política de la UANL fuegradual, silenciosa o brutalmente aplicada. El concepto autonomía perdió su riqueza y la academiasiguela rutade los grandes capitales.Aquí solo algunos de sus efectos:

A.-El derecho de todos para contar con educación superior está restringido y, el pase automático de prepa a universidad, muerto. Cada vez un menor número de alumnos puede ingresar a las aulas; los exámenes de admisión son el filtro.

B.-El presupuesto estatal continúa descendiendo cada año afectando la infraestructura universitariay los salarios de los trabajadores manuales, administrativos y académicos; muchos de ellos carecen de planta laboral y prestan servicios a través de contratos temporales y mal pagados.

C.-.El costo de la educación superior está por encima del ingreso familiar. Se pagan cuotas elevadas como si se tratase de instituciones privadas.

D.- La universidad pública desmantelada, dejó de ser el referente de la vida cultural para la sociedad nuevoleonesa al favorecerse la irrupción de numerosas instituciones de educación superior privadas: El Tecnológico de Monterrey, la UDEM, UR, TecMilenio, CEU, Universidad Alfonso Reyes, del Noreste, etc., hasta sumar 16 institutos, son muestra del pleno ejercicio de la neoliberalización educativa.

E.-La nueva universidad privatizada mantienela perspectivade formar profesionales al servicio del capitaldonde el egresado prorrumpe en el mercado orientado a proteger la propiedad privada; está convertida en un centro de producción de conocimientos para ser llevados al mercado; el conocimiento se deforma en mercancía y la universidad en empresa…

Es indudable que se vive otro momento histórico. Nuevos núcleos estudiantiles y académicos tratan de constituirse para detener la debacle pero, la ausencia de una fuerte organización universitaria y la asincronía y aislamiento de las luchas en los estados, siguen siendo grandes limitantes. Habrá que insistir en el propósito -nada sencillo-de conquistar un sindicalismo nacional,independiente, democrático y combativo; consolidar una visión amplia y unitaria que permita la coordinación y solidaridad entre las universidades del país; construir un instrumento sindical-académico-estudiantil que enarbole la defensa de la gratuidad educativa a escala nacional y que vaya tras el rescate de la autonomía perdida.

Los maestros, trabajadores y alumnos de la UAZ, debieran tomar en cuenta lo vivido en Nuevo León para enfrentar –sin dogmas ni fatalidades–el futuro de su universidad que está ligado al futuro de las demás universidades; aquilatar el tamaño del enemigo, afinar la mira y mantener viva la demanda de puertas abiertas para la universidad pública.

Combatir, no hay de otra; se vive en el capitalismo y todo indica que gracias al mal gobierno, los ideales de la Revolución pasadaya no son suficientes para la gratuidad educativa; para que libre y soberanamentelas universidades puedan elegir sus órganos de dirección internos, ni para que se respete la libertad política de las organizaciones estudiantiles, académicas o sindicales…

Habrá entonces que seguir pensando en voz alta; “sembrar cien flores” hasta encontrar el centro aglutinador de la comunidad universitaria. Enfrentar de cara el porvenir y no olvidar en ningún momento que, bajo este régimen, el principal encargado de introducir y sostener los planes neoliberales en la universidad es,ni más ni menos, que “el Señor Rector”. ■

 

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70