Comunidad chicana en Estados Unidos es la más excluida en las universidades: Hernández

Comunidad chicana en Estados Unidos es la más excluida en las universidades: Hernández

■ Los hijos de inmigrantes no documentados son objeto de políticas discriminatorias, afirma

■ Entre los latinos únicamente 10 por ciento accede al nivel profesional, señala profesor

Manuel de Jesús Hernández, profesor asociado en la Universidad de Arizona, informó que la comunidad chicana en Estados Unidos es la más excluida de la formación universitaria, puesto que sólo un reducido porcentaje logra ingresar a instituciones de educación superior.

En ese sentido, denunció que los hijos de inmigrantes no documentados son objeto de políticas discriminatorias, al grado que en el nivel superior estos deben pagar la cuota establecida para extranjeros, tres veces más que el cobro normal a cualquier otro ciudadano.

Por ejemplo, comentó que en varias universidades el costo por ciclo escolar es de 5 mil dólares, pero para hijos de indocumentados el precio es de 15 mil, lo que los orilla a “instalar sus propios negocios”.

Sin embargo, informó que la gran mayoría de los hijos de inmigrantes no tienen la posibilidad de estudiar el nivel superior y en ellos impera la idea de trabajar desde una corta edad.

Al respecto, Hernández manifestó que de cada 100 angloamericanos, 25 han cursado estudios universitarios, pero en la comunidad latina solamente 10 por ciento accede al nivel universitario.

En ese segmento, los cubanos son quienes tienen la posibilidad de ingresar a las universidades de Estados Unidos, seguidos por los mexico-americanos, puertorriqueños y por último los sectores provenientes de Centroamérica.

“El problema es que hay que fomentar la educación superior dentro de las comunidades. Eso lo hemos hecho con grandes esfuerzos y hemos logrado que crezca la matrícula de jóvenes chicanos, pero al mismo tiempo prevalece esa cultura en los migrantes de que sus hijos trabajen desde corta edad y no estudiar”, indicó.

También comentó que hay varias organizaciones migrantes dedicadas al fomento de la educación superior en ese sector social, y para ello ofertan becas y recaban fondos para ello.

Aunque la represión antiinmigrante en el sistema educativo desanima a muchos jóvenes para ir a la universidad, la cual es la principal problemática, Hernández reiteró que poco a poco se mejoran las condiciones en la comunidad migrante, para que sus membros accedan a la educación.

Asimismo, recordó que en Estados Unidos hay más de 22 millones de personas de ascendencia mexicana, lo cual es un fenómeno que debe ser estudiado por los investigadores desde varias perspectivas.

“Es importante que se estudie la frontera para llegar a tener un conocimiento racional y que se entiendan los movimientos, grupos y flujos migratorios, pues se trata de un problema cíclico”, concluyó.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70