Las + Recientes

Lila Downs, una velada con sabor al México rural y del hip-hop, tradicional y de migrantes

Lila Downs, una velada con sabor al México rural y del hip-hop, tradicional y de migrantes
  • Sobre el escenario, falda arriba de la rodilla, rosa mexicano y trenzado el pelo negro
  • “El público es el que decide. El cree en lo que estamos haciendo y le gusta”, afirma la oaxaqueña

Anoche se cocinó el mole en el 28 Festival Cultural Zacatecas 2014. El platillo de múltiples ingredientes propuesto en Plaza de Armas por Lila Downs, sumó como es,  esta alusión gastronómica de México en la conjunción de sus pasiones expuestas como experiencia gozosa aunque picante, por muy mal que paguen los amores o constriña la economía expulsora de connacionales.

Una velada que convocó sí, a las pasiones de los muchos Méxicos, los de dentro y los de fuera de las fronteras de la República, los de antes con sus ruralidades pintorescas, y de ahora y sus comunidades marginales urbanas de tribus hiphoperas. Y otras latitudes latinoamericanas que se hermanan a sus dificultades, los centro y sudamericanos con su sueño sobre un tren que aunque Bestia, lleva dice Downs,  al sol…”ahora voy, llevo mi emoción voy por el tren del cielo”.

No falta en el discurso narrativo y musical de la méxiconorteamericana de vena mixteca, ninguna referencia identitaria: la Virgen de Guadalupe, la del Patrocinio de Zacatecas, el Mezcalito en su interpretación, y con el que brindó en principio con su público. Los arrebatos de José Alfredo Jiménez y melancolías de Cuco Sánchez. El maíz. Y el Buki mayor y su cárcel. La cumbia, el son, la canción ranchera y la vena judía en Mano negra, tema que incluirá dijo en próxima producción discográfica.

Al medio día de ayer Lila Downs expuso en conferencia de prensa su propuesta eclética cobijada por su público.

“El público es el que decide. El cree en lo que estamos haciendo y le gusta (…)  la belleza es respetar esa diversidad y no caer en el purismo y decir esto debe ser así. Claro yo respeto a esa gente también porque cada quien tiene derecho de existir y de hacerlo a su manera…”

Amplio y original repertorio el ofrecido la noche de este miércoles por la extraordinaria cantante y activista Lila Downs, a quien el público se entregó sin límites ■ FOTOs: ernesto moreno

Y la gente cree en lo que hace Downs. El público estaba entregado antes de que comenzara el concierto.

Todo armado lúdicamente con las sonoridades a disposición en la globalidad donde cabe el español, el náhuatl, el maya, el zapoteco y el mixteco y mucho más dentro de la Suave Patria que cada quien lleva como quiere y puede.

Vino el fragmento de la obra del zacatecano en la voz de la contralto con su gravedad polifacética “¡Y tu cielo nupcial, que cuando truena de deleites frenéticos no llena!/ Trueno de nuestras nubes, que nos baña de locura/ enloquece a la montaña…”

P4 _MG_4595

Falda arriba de la rodilla, rosa mexicano, trenzado el pelo negro en dos gajos, sobre la zonas parietales flores de intenso color, grandes arracadas de filigrana de oro y labranza mixteca, rebozo, todo el atuendo lo agradecería después a las manos artesanas de Ricardo Trujillo.

Entre los temas interpretados una dedicatoria a Chavela Vargas, solo el nombre produjo el grito de la muchedumbre.

También por la mañana habría relatado una anécdota que las unió cuando la veterana de la canción vernácula recordó, “le hizo el feo” para cantar a dueto Paloma negra, “era tremenda” dijo. Le pidió le acompañara la canción a la guitarra en “fu menor”, que comentó riendo la Downs: “no hay”.

Aquí el homenaje fue con Cruz de olvido. “Tenemos una tradición de cantarle a una amiga nuestra llamada Chavela Vargas..(grito)..yo quisiera dedicarle esta canción a todos los difuntitos… de un México que yo creo que sale adelante”.

P4 _MG_4453

También presente estuvo Agustín Lara  y su Piensa en mí este dedicado a Luz Casal, quien comentó se encontraba cercana.

Del zacatecano Tomás Méndez su Cucurrucucú paloma y Paloma negra, dos de vena abierta. Esta última que le hizo regresar al escenario instada por la gente y ya concluido el concierto para compartir a propósito otra anécdota, ahora de niñez.

“Cuando yo tenía ocho anitos me inscribí en la casa de la cultura en Tlaxiaco, Oaxaca (…) Me cantaba yo estas canciones de Tomas Méndez y me decían las señoras: esas canciones no son propias para una niña…pero ahora ya crecí…”

La cumbia del mole fue interpretada antes y puso a bailar a sus cófrades. Esa fue la receta, muchos ingredientes, uno principal, el orgullo así propuesto por “lo mexicano” en su carácter celebratorio de la vida y cada vez más pluricultural.

P4 IMG_6553

De la conferencia de prensa

Lila Downs fue recibida por Gustavo Salinas Íñiguez, director del Instituto Zacatecano de Cultura como “una gran artista mexicana, oaxaqueña, orgullosamente nuestra”. El funcionario le expuso el carácter gratuito del FCZ y la misión de llevar la cultura y aspectos educativos al pueblo de Zacatecas. Destacó la participación de la cantante en el foro principal del evento como un hecho que lo prestigia.

Downs por su parte externó sentirse honrada de volver a la que definió como “una tierra sagrada”, distinguida por sus cualidades arquitectónicas, históricas y naturales. Entre los temas propuestos por la prensa a responder por la también compositora y actriz, estuvieron la migración, su activismo social y la función que cumple al arte y la cultura en el México actual.

Fue invitada por Salinas Íñiguez a participar en el próximo Festival del Corrido que prepara Gobierno del estado como uno de los eventos para conmemorar el Centenario de la Toma de Zacatecas el próximo mes de junio.

La cantante expresó apoyo a la comunidad migrante mexicana y centroamericana en los Estados Unidos y recomendó sentir en este carácter orgullo por las raíces y unión.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70