Las + Recientes

Carlos Segura, fotógrafo que rescata las técnicas antiguas de la profesión

Carlos Segura, fotógrafo que rescata las técnicas antiguas de la profesión

■ Ejerció la docencia en el ambiente rural por casi 3 años; luego se consagró a este arte

■ La llegada de las cámaras digitales representó un reto para él, pues tuvo que ser capacitado

Después de 50 años de dedicarse a la fotografía, Carlos Segura Pérez aún prefiere aplicar técnicas antiguas de esta profesión, pues la imagen, los juegos de luz y el buscar una imagen perfecta, son aspectos que se indagaban con las cámaras análogas, en comparación con las nuevas cámaras digitales.

Originario del municipio de Fresnillo, cursó su educación básica en esa cabecera;  posteriormente egresó de la Escuela Normal Manuel Ávila Camacho en 1985. Sin embargo, sólo ejerció la docencia como maestro rural cerca de 3 años.

Cuenta que salía a las calles a tomar fotos con otro compañero, aunque las de su amigo salían mejor que las de Carlos. Por ello, decidió adentrarse de forma profesional en la fotografía y aprender diferentes técnicas.

Sin embargo, después de cursar un taller de fotografía en la ciudad de Querétaro, donde aprendió los aspectos básicos de este arte, se enamoró de esta profesión y decidió vivir de ello.

Cuenta que al inicio las imágenes que captaba eran de la vida cotidiana de la ciudad, iglesias, personajes y ancianos. Cuadros de la vida ordinaria a las que buscó darles un rostro y una imagen que reflejara el vivir de un pueblo.

Comenzó, señala, con una cámara Kodak sencilla, la cual podía captar 15 imágenes, y tenía una pila que duraba hasta cinco años. Con ella, vinieron las primeras impresiones en el tradicional cuarto oscuro, donde revelaba sus imágenes.

Al dejar el trabajo como docente, tuvo que laborar como velador, pues su sueño era poder llegar a vivir del arte de la fotografía, aunque el principio fue difícil para él obtener ingresos suficientes.

P5 Charly Segura, foto 2

Fue hasta después de varios años de constante trabajo que fue invitado a trabajar en la prensa zacatecana como reportero gráfico. Su primer empleo fue en el diario Pulso de Zacatecas, donde duró 8 meses.

Después, ingresó a Cima, el cual se editaba en el estado de Durango. Posteriormente, el periodista zacatecano Sergio Candelas Villalba lo invitó a trabajar en el área de prensa de Gobierno del Estado, siendo gobernador Genaro Borrego Estrada.

Su trabajo cerca del Ejecutivo continuó durante el sexenio de Arturo Romo Gutiérrez. También fue fotógrafo en el periódico Imagen, y sus trabajos fueron presentados en diferentes revistas de fotografía a nivel nacional.

Pero a Carlos le apasionaba la fotografía natural, sin poses y realizadas en el momento decisivo. Dice que “aunque trabaje en gobierno, no me gustaba la foto oficial, acartonada, sino que busco algo sencillo, sin nada rebuscado, y eso me lo daba la fotografía de prensa”.

Con el paso de los años llegaron las cámaras digitales, las cuales eran desconocidas para Segura. Estaba acostumbrado a manejar de forma análoga las cámaras antiguas, y esto representaba un reto para él, pues, además, debía archivar las imágenes en computadora.

“Yo batallé mucho con el cambio de la fotografía análoga a lo digital. Al comienzo nos compraron un cámara digital y no creía en eso. Sólo apretaba el botón y una persona especializada archivaba las imágenes en la computadora”, cuenta el fotógrafo.

Los reporteros gráficos de prensa fueron capacitados por Xavier Castillo para aprender el manejo básico de las cámaras digitales, y así aprendió a respaldar la información, a crear discos de respaldo de imágenes y a enviar fotografías por Internet.

P5 Charly Segura, foto 1

Manifiesta que tenía desconfianza, pues pensaba que era más fácil perder las imágenes en una computadora únicamente apretando un botón, y prefería guardar las fotografías a través de los rollos de negativos.

“Cuando tomas foto con la cámara digital puedes tomar hasta 100 fotos en un evento, pero con una cámara análoga no, tienes pocos disparos, lo que te obliga a pensar bien tu foto; lo piensas desde antes y no la puedes ver sino hasta que la revelas. Esa es la magia de ver tu trabajo al final”, reflexiona Segura.

Una de las imágenes que ha tomado en sus 50 años de trabajo, es la panorámica de las Morismas de Bracho, donde están colocados moros y barbones en el castillo y un menor hace explotar su rifle en medio de todos.

Desde hace 7 años trabaja en el área de laboratorio de la Fototeca del estado, además de que ha impartido talleres de fotografía antigua, con el objetivo de que más zacatecanos conozcan diferentes técnicas y puedan especializarse en esta profesión.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70