Mantienen vivo el recuerdo de don Rafa en calles del Centro Histórico de Zacatecas

Mantienen vivo el recuerdo de don Rafa en calles del Centro Histórico de Zacatecas

■ Colocan el transporte que utilizaba para vender su pan en el Portal de Rosales a manera de homenaje

■ En su vida participó en radio, cine y en eventos públicos, compartió en entrevista pasada

Las calles del Centro Histórico de Zacatecas en estos días se encuentran repletas de puestos donde se venden artesanías, rebozos, libros y dulces; rodeados de gente que camina en familia observando los productos que les ofrecen o que pasea simplemente admirando la arquitectura colonial de la ciudad.

Pero entre el bullicio de zacatecanos y visitantes, justo en pleno corazón de la capital del estado, sobresale un pequeño carro metálico, blanco y rojo, en cuyo interior luce un gran ramo de flores flanqueado por dos velas prendidas y que atrae las miradas de los transeúntes. Está instalado en la esquina en la que confluye el Portal de Rosales con la Plazuela de la Caja.

Una fotografía muestra, sonriente, a la persona homenajeada a través de esta estructura y quien durante más de 20 años fue una parte indispensable del paisaje del Centro Histórico. Se trata de Rafael Vera Gaitán, quien falleció a los 72 años, pero que a lo largo de casi un cuarto de siglo se dedicó a vender galletas en este lugar.

La elaboración de pan, dulces y galletas dejaron de tener misterios para don Rafa a la temprana edad de 14 años, pues en ese entonces ya dominaba el oficio que aprendió en la Ciudad de México.

Según narró el propio Vera Gaitán en una entrevista que hace tres meses concedió a La Jornada Zacatecas, apoyó a su familia durante varios años con la venta de bolillos en la temporada de Semana Santa; época en la que también elaboraba capirotada. Esto sucedió después de que a los 8 años abandonará su tierra natal para trasladarse a la Ciudad de México.

Sin embargo, la venta de galletas fue para don Rafa una “forma de vivir, de salir adelante con mi changarrito”; pero una de sus grandes aficiones fue el canto. Esa pasión por la música lo hizo presentarse y ganar, a los 21 años, el primer lugar en el concurso La Hora del Aficionado, de la estación radiofónica XEW.

Tras pasar también por el mundo del cine y compartir escena con Gregory Peck, en la película Gringo Viejo, con Jorge Soler y Libertad Lamarque, también con Lorenzo de Monteclaro y Cornelio Reyna, así como con Vicente Fernández, entre otros artistas, a los 37 años regresó a su terruño para deleitar con el canto a los asistentes al Teatro del Pueblo de la Feria Nacional de Zacatecas.

En la entrevista ofrecida en el mes de enero de este año, don Rafa narró que volvió a su tierra “porque la vida ya estaba difícil allá (en la Ciudad de México), y aquí estaba mi madre, ella vivía con una hermana, y empecé a trabajar en la panadería de Tacuba, quebró y empecé a hacer pan para vender, y así tengo 24 años haciendo pan. De la cantada no vivo aquí, pero éste es mi fuerte para vivir, seguir con mi familia y mi esposa; tengo hijos en Estados Unidos y uno aquí”.

También actuó en los festejos del Festival Cultural durante cinco años y en las celebraciones del Día de la Independencia el 15 de septiembre en el escenario de Plaza de Armas.

A principios de año, don Rafa recordó con nostalgia estos años en los que fue parte del “mundo de la farándula”. Ahora, el carro blanco y rojo que ocupa su lugar indiscutible en el Centro Histórico de Zacatecas servirá para que, con la misma emoción, quienes transiten por la ciudad rememoren las andanzas de este zacatecano que dejó su huella grabada en la historia del estado.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70