Texas ejecuta a mexicano Ramiro Hernández Llanas

Texas ejecuta a mexicano Ramiro Hernández Llanas

El mexicano Ramiro Hernández Llanas fue ejecutado hoy en Texas con una inyección letal y falleció a las 18:28 horas, pese a los llamados nacionales e internacionales al gobierno de Estados Unidos para evitar la aplicación de la pena de muerte.

Hernández era uno de los beneficiarios del caso Avena, llamado así por Carlos Avena Guillén, quien en febrero de 1982, cuando tenía 19 años, fue sentenciado a muerte en California por asesinato, de lo cual las autoridades consulares mexicanas se enteraron 11 años después, y por lo que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió que se revisen todos aquellos casos en los que el sentenciado no contó con la atención consular a la que tiene derecho, de acuerdo con los convenios internacionales.

Según las autoridades estadunidenses, Ramiro fue acusado de homicidio en Nuevo Laredo, Tamaulipas, por lo cual fue sentenciado a 25 años de cárcel. Sin embargo, se fugó y se estableció en la comunidad de Kerrville, al noroeste de San Antonio, Texas, donde trabajó ayudando al ranchero Glen Lich, a quien asesinó con una varilla de hierro y a cuya esposa violo después, por lo que fue condenado a muerte.

Hernández Llanas es el sexto prisionero de Texas ejecutado este año, el segundo mexicano. Édgar Tamayo, originario de Morelos, fue ejecutado en la misma prisión de Huntsville el 22 de enero pasado, y murió 17 minutos después de aplicada la inyección letal.

Para Ramiro  Hernández se empleó una inyección letal a base de pentobarbital, que produce una muerte más rápida. Funcionarios del Departamento de Justicia Penal de Texas se han negado a identificar la procedencia del poderoso sedante, aduciendo que se necesita el secreto para proteger al proveedor de las amenazas de violencia de los adversarios de la pena de muerte.

Texas y otros estados que tienen la pena capital se han esforzado por encontrar drogas sustitutas o nuevas fuentes de drogas para las inyecciones letales después de que los grandes laboratorios farmacéuticos —muchos con sede en Europa, donde prevalece la oposición a la pena de muerte— dejaron de venderlas a las prisiones y departamentos correccionales.

Las apelaciones de Hernández Llanas se agotaron y la junta de libertad condicional de Texas se negó el martes a demorar su ejecución o a conmutarla por prisión perpetua.

De acuerdo con Death Penalty Information Center (DPIC), los nombres de los mexicanos ejecutados en Estados Unidos desde la restitución de la pena capital son los siguientes:

25/03/93 Ramón Montoya por inyección, Texas
18/06/97 Irineo Tristán Montoya por inyección, Texas
17/09/97 Mario Murphy por inyección, Virginia
09/11/00 Miguel Flores  por inyección, Texas
14/08/02 Javier Suárez Medina por inyección, Texas
27/06/06 Ángel Resendiz por inyección, Texas
05/08/08 José Ernesto Medellín por inyección, Texas
07/07/11 Humberto Leal por inyección, Texas
22/01/14 Édgar Tamayo, Texas

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70