A Mexicana la quebraron hace tres años, cuando dejó de volar: SCT

A Mexicana la quebraron hace tres años, cuando dejó de volar: SCT

México, DF. El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, dijo que “tristemente, a Mexicana de Aviación la quebraron desde hace tres años, desde el momento en que la bajaron de volar y solicitaron la resolución de quiebra ante el Poder Judicial; la combinación de ambas acciones dio al traste como ocurriría a cualquier negocio”, pero este gobierno “hará lo posible por recuperar la marca Mexicana”.

En entrevista radiofónica el funcionario criticó que los ex propietarios de Mexicana, encabezados por Gastón Azcárraga, además de vender la marca “vendieron sus activos, edificios, aviones, lo que quedaba de la aerolínea de aviación y sus filiales, así como el Centro de Mantenimiento, en mil pesos, el valor de las acciones, a un despacho de abogados que era evidente que no quería hacer renacer el negocio sino ver de qué manera no tener implicaciones legales”.

Mientras el gobierno federal reflexiona sobre lo que ocurrió con la aerolínea más antigua de México la defensa de los trabajadores de Mexicana de Aviación anunció que este 9 de abril acudirá a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a presentar una solicitud para que atraiga los juicios de amparo relacionados con Mexicana de Aviación que están en recurso de revisión, además de que presentarán nuevos amparos ante las instancias correspondientes, algunos de ellos en contra de la declaratoria de quiebra dictada por la juez Décimo Primero de Distrito en Materia Civil, Edith Alarcón.

La defensa de los trabajadores detalló que algunos de los amparos en revisión que buscarán sean atraídos por la Corte son: uno en contra de la Ley de Concursos Mercantiles, porque excluyó a los trabajadores de la discusión sobre la posibilidad de capitalizar a la empresa; otro amparo tiene que ver con haber dejado al arbitrio de la Procuraduría General de la República la decisión de promover el concurso mercantil cuando no era facultad de esa instancia, entre otros.

Cuando se iniciaron las negociaciones para integrar el fideicomiso mediante el que se rescataría sólo la base de mantenimiento, los dirigentes de los trabajadores no fueron convocados por el juzgado para participar en esos encuentros y fijar su postura que, en lo sustancial, era que no querían una liquidación sino que los dejaran rescatar su fuente de empleo.

Después de la quiebra, Gerardo Ruiz Esparza señaló que si se hubiera permitido la inversión, la empresa podría haber regresado al mercado. Sin embargo, a decir de las propias autoridades, en tres años 8 meses de concurso mercantil se presentaron 30 posibles inversionistas, y ninguno fue admitido por el juzgado Décimo Primero de Distrito en Materia Civil, porque no acreditaron los recursos para capitalizar a la empresa.

Dijo que de los bienes de Mexicana sólo quedó la base de mantenimiento Mexicana MRO y los aviones que estaban embargados por Bancomext, los cuales serán objeto de revisión para establecer su valor y decidir si se venden o no para “incrementar” el patrimonio de los trabajadores.

El funcionario señaló que la SCT hará lo posible por recuperar la marca Mexicana de Aviación que también fue vendida durante la administración de Gastón Azcárraga.

Explicó que la función de la SCT en el proceso de liquidación será nombrar a un síndico, “se tendrá que proponer al mejor para que defienda los intereses de los trabajadores”.

Dijo que en el fideicomiso creado para la liquidación participan bancos acreedores, entre ellos Bancomext y Banorte “saben lo delicado de la situación de los trabajadores y han sido muy solidarios con cuidar a los trabajadores y cedieron sus derechos de cobro a un fideicomiso con el Poder Judicial”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70