¡Grandes masas de extranjeros a Zacatecas!

¡Grandes masas de extranjeros a Zacatecas!
  • Historia y Poder

Desde siempre al fragor de la riqueza minera de Zacatecas llamó poderosamente la atención del mundo y es así que el Archivo Histórico Municipal tiene el registro de sus extranjeros que desde 1872 arrimaban en masa: rusos, polacos, árabes, chinos, israelitas, franceses,  ingleses, alemanes, norteamericanos, libaneses y hasta turcos y argentinos.

Sus lugares de entrada al país era por Veracruz, Manzanillo, Tampico, Ciudad Juárez, Laredo y hasta por Chiapas; sus oficios: comerciantes, mineros, ingenieros, panaderos, cocineros, carpinteros, mecánicos y hasta simples amas de casa y cuyo objetivo fue siempre el dar y recibir, acoplarse a la vida cotidiana, expandir su cultura y apropiarse humanamente de la nuestra.

En 1905, por ejemplo, arribaron gran cantidad de rusos y polacos cuyo registro fehacientemente las autoridades municipales dieron pie en enormes libretones en cuyo eje explicaban su lugar de procedencia, oficio, edad y por dónde habían ingresado al país.

Sucede que valía más el peso mexicano que era de plata pura a la moneda de sus países y es de fama mundial que dicho canje monetario circulaba por muchos países, por lo que atraídos por tan benevolente riqueza expedita, arribaban a nuestra ciudad y estado en espera de ganar el sustento a sus familias.

Los apellidos Chew, Fong, Weber, Braslawki, Hasborn, Melhem, Sescousse, Himasfeld y muchos otros se enraizaron en la exaltación de los años y en el devenir del trabajo honrado o a la deriva, todavía aun en 1938, seguían arribando numerosos contingentes de rusos y polacos que quizás huían de las guerras que asolaban a sus países y en espera de encontrar en nuestras tierras algo de paz y tranquilidad para su circunstancia.

Algunos venían con sus pequeñas fortunas en aras de invertir en diversos ramos del comercio, la instalación de panaderías, cafés, la venta al menudeo y al mayoreo, otros se empleaban en las minas, en la cría de ganado o hasta en el trueque de joyas por plata y oro. Muchos más en espera de que la suerte les diera un espacio donde crecer y desarrollarse.

También hay el registro de japoneses, argelinos, checoeslovacos, dinamarqueses, griegos, sirios y una considerable masa de suizos que venían en esta tierra la luz en su camino, la generosidad de sus habitantes, lo revoltoso y ejemplar de su digna historia.

Aun todavía dichos procedimientos se siguen llevando a cabo en la mayoría de los municipios del país y en donde se da registro a quien trabaja o estudia en territorio mexicano y en nuestro estado un numeroso clan de extranjeros aun siguen arribando de gente que procede de Honduras, El Salvador, quizá de paso a la frontera norte, muchos otros se quedaron para siempre. Muchísimos más están por intercambios académicos con universidades y tecnológicos del mundo por motivos de trabajo o por cuestiones consanguíneas.

Desde un principio en la alborada de 1546 cuando numerosos contingentes de españoles arribaron a nuestro territorio en busca de fortuna, abrió la puerta para que numerosos gambusinos y buscadores de tesoros se aventuraran, ofrendando su vida y su suerte, a estos territorios que acogieron fehacientemente a muchos habitantes del viejo mundo.

Falta investigar si en la masacre de chinos a principios de siglo 20 que sucedió en Chihuahua, Torreón y otras ciudades del norte, tuvo su réplica en Zacatecas o fueron acogidos con humildad, camaradería y con ese espíritu noble que tiene el pueblo zacatecano de brindar siempre su mano amiga a quien la visite.

Sin olvidar nunca que muchos de los extranjeros le dieron a nuestras universidades sus conocimientos, sus aptitudes, su forma curiosa de ver la vida. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70