Diversos y confusos, esquemas de jubilación en la UAZ; se prestan para malos manejos

Diversos y confusos, esquemas de jubilación  en la UAZ; se prestan para malos manejos

■ Un grupo de 41 docentes se pensionó ante el ISSSTE, pero no ante la Universidad

■ Son respaldados por un convenio autorizado y firmado en la administración de Femat

Derivado de un mecanismo implementado hace algunos años para sanear las finanzas de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), 41 profesores (cuyo esquema de jubilación es el dinámico) se han pensionado ante el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), pero no se jubilaron ante la Universidad, respaldados por un convenio autorizado y firmado durante la administración de Alfredo Femat Bañuelos.

Según ex funcionarios de la administración central, esa medida ha permitido que la Universidad ahorre 250 millones de pesos al año, debido a que el ISSSTE solventa, vía la pensión, 60 por ciento del salario de esos docentes, de manera que estos, aunque son pensionados, se mantienen en activo en la institución sin que sean trastocadas las prestaciones ni derechos contenidos en el Contrato Colectivo de Trabajo.

Entre los profesores que signaron ese tipo de convenios están Virgilio Rivera Delgadillo y Saud Samán Zajur, presidente de la Comisión Electoral y titular de la Contraloría Interna de la Máxima Casa de Estudios, respectivamente, ambos cuestionados por ese motivo. Además, sobresalen los nombres de Emilia Recéndez Guerrero, Juan Alcalá Frías, José Hipólito Hernández Solís, César Guillermo Tapia Román, Gustavo Sánchez Martínez y Carlos Reveles.

Hay un sector universitario que cuestiona a Rivera Delgadillo debido a que él mantiene su categoría como Tiempo Completo titular C, a pesar de haberse pensionado ante el ISSSTE, gracias a ese convenio en el que se le autoriza mantener su categoría y todas sus prestaciones, con la posibilidad de ser funcionario de la administración central como ocurre en este momento.

Por el contrario, se afirma que el actual presidente de la Comisión Electoral nunca se ha jubilado de la UAZ y sólo tramitó su pensión en el ISSSTE, motivo por el cual el proceso es correcto.

La Jornada Zacatecas tuvo acceso a una copia de ese convenio, y en él señala “que la Universidad tiene celebrado Contrato Colectivo de Trabajo con el Sindicato de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas, en el que existe el derecho de los docentes a jubilarse en los términos la cláusula 41, por lo que reconoce el derecho del profesor investigador, toda vez que de las constancias que existen en la Coordinación de Personal, él cumple con los requisitos establecidos para adquirir el derecho de una jubilación, sin embargo al manifestar su deseo de permanecer como profesor en activo con todos sus derechos y prerrogativas académicas, la Universidad no tiene inconveniente en reconocer lo que él solicita”.

También expone que, de acuerdo al reconocimiento de antigüedad con el ISSSTE, “el docente está en aptitud de realizar su tramite de pensión, para lo cual deberá presentar la documentación requerida ante la coordinación de personal de la Universidad, para dar inicio a dicho trámite y que la Universidad esté en condiciones de recuperar la cantidad que el ISSSTE otorgue por este concepto, comprometiéndose la Universidad a pagar lo que se señala en el citado contrato colectivo de trabajo”.

PORTADA otra foto chica

Por último, la cláusula única del convenio establece que “la Universidad se compromete a que mientras el licenciado José Virgilio Rivera Delgadillo se mantenga como docente en activo en la Universidad cumpliendo todas sus obligaciones conservará todos sus derechos y prerrogativas académicas, incluyendo su derecho a participar en el programa de estímulos a la carrera docente, para lo cual la Universidad hará las adecuaciones necesarias a la reglamentación especial de este programa, así como su derecho de recibir íntegramente la prima de antigüedad y demás prestaciones aun cuando no llegasen a tener soporte presupuestal de parte de la Secretaría de Educación Pública. Quedando a salvo su derecho de solicitar el ejercicio de su derecho a su jubilación contemplada en el Contrato Colectivo de Trabajo”.

Para algunos universitarios, el caso de Rivera Delgadillo es ejemplar porque recibe pensión del ISSSTE, complemento salarial de la UAZ, percepción económica como funcionario de la administración central y fue uno de los que vendió sus prestaciones, además de mantener sus prestaciones intactas.

Si el ISSSTE conociera situaciones como esa, podría intervenir y emitir sanciones, entre ellas la suspensión en el pago de la pensión en caso de que el trabajador pensionado ocupe otro cargo laboral o empleo, según plantea la fuente consultada.

Incluso, se afirma que ese convenio se propuso a una gran cantidad de universitarios, pero debido a las interpretaciones que hubo en su momento, sólo 41 de ellos accedieron. De esa manera, la Universidad se ahorra 18 mil pesos mensuales por cada uno de ellos.

Los argumentos que se exponen para afirmar que ese convenio es totalmente válido son diversos. El principal refiere que los docentes y trabajadores de la UAZ se jubilan ante esa institución, no ante el ISSSTE.

 

 

“El convenio de jubilación de un trabajador de la Universidad se hace con la UAZ, no con el ISSSTE. El motivo por el cual los académicos se jubilan ante la institución y no ante el ISSSTE es porque nosotros tenemos nuestro propio contrato colectivo, que en ese momento era muy diferente al actual en materia de jubilación”, explicó una de las fuentes consultadas.

En consecuencia, la UAZ cuenta con diversos colectivos de profesores con situaciones jubilatorias diferentes, sin que ellas sean ilegales. Por ejemplo, el contrato colectivo más antiguo decía que un docente se podía jubilar desde los 15, 20 o 25 años ante la UAZ, pero no con el ISSSTE, pues no cubren los requisitos.

Otro grupo de profesores se jubiló ante la UAZ después de 30 años de servicio, pero ellos no pueden pensionarse con el ISSSTE debido a que no tienen la edad biológica para ello, mientras que en la Universidad la jubilación procede con base en los años de servicio. En ese caso, hay profesores jubilados que aún no pueden tramitar su pensión en el ISSSTE.

También hay docentes que se jubilaron en la UAZ y que en este momento ya tienen el derecho de pensionarse en el ISSSTE, pero han preferido a no hacerlo.

En consecuencia, ellos le ahorran recursos a ese instituto, pues han decidido permanecer con su convenio de jubilación en la Universidad. Es decir, de cada 100 pesos de su pensión (equivalente al total de su salario por ser jubilación dinámica), esa cantidad se la paga la Universidad. Si tramitaran su pensión ante el ISSSTE, de esos 100 pesos, 60 corresponderían a ese instituto y 40 a la Universidad.

Finalmente, hay un sector de profesores que no está jubilado en la UAZ, pero pensionado en el ISSSTE, con lo cual reducen el gasto de la institución y a la vez mantienen todos sus derechos y prestaciones.

En ese sentido, la ilegalidad se presenta cuando un jubilado es recontratado en una categoría superior a las 10 horas, pero de acuerdo con esta postura, ello no ocurre en el caso de esos 41 profesores.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70