Retos de Acción Nacional

Retos de Acción Nacional

“No fue una aventura la fundación de Acción Nacional, fue un destino. No fue arrebato de pasión ni interés transitorio; fue precisión de deber y certidumbre de un estilo de vida. Para todos, aún y cuando se extinga la forma y la posibilidad de la organización, aun y cuando se quiebren los lazos que a ella nos vinculan, esta empresa ha sido y será huella espiritual indeleble”.

Palabras de Manuel Gómez Morín emitidas a diez años de la fundación de ese instituto político, y que hoy más que nunca, recobran sentido en vísperas de la renovación de la dirigencia nacional, y a unos cuantos días de que la asamblea Nacional ratificara la elección de un nuevo Consejo.

Pero a casi 75 años de distancia de la fundación de Acción Nacional, me surgen varias interrogantes.

¿Ha perdido identidad el partido?

¿Tendrán claro sus dirigentes la esencia con la que nació el PAN?

¿Será Acción Nacional una opción viable de gobierno hacia la ciudadanía?

El responder a esas interrogantes, en lo personal y desde mi punto de vista, representarían los principales retos de Acción Nacional, a manera de prepararse para las elecciones federales de 2015, pero sobre todo, para retomar el rumbo emprendido por los fundadores de éste instituto político.

Pero comencemos con la primera pregunta.

A mi parecer, Acción Nacional se comenzó a desdibujar desde que tuvo la oportunidad de asumir el primer gobierno. Y no porque se perdiera de vista el objetivo de brindar mejores gobiernos que los que se habían vivido hasta entonces, si no porque al comenzar a ganar elecciones, las motivaciones que impulsaban a pertenecer al PAN, fueron diferentes.

Se perdió de vista lo que identificaba al panista, ya no se participaba por convicción, sino por la posibilidad de obtener beneficios personales a través de los gobiernos emanados del partido. Y no es que esta situación sea inmoral ni mucho menos, si no que el deseo de transformar a México se perdió entre los intereses personales.

Decía Manuel Gómez Morín, y cito: “La declaración de principios que dio nacimiento a Acción Nacional no tuvo en cuenta consideración oportunista alguna; […] el partido auténtico no es asociación de políticos profesionales, sino de ciudadanos, de mujeres y hombres que entienden su deber de no mutilarse, sino de sumar a sus inclinaciones, a sus preferencias, a sus obligaciones de trabajo y de familia, a sus estudios, a sus sueños, la gestión del bien común, […]”.

Eso es lo que ha perdido de vista el PAN, ha perdido identidad porque ha sobrepuesto los intereses personales o de grupos internos, a la generación de bien común, y a la formación de conciencia ciudadana.

En consecuencia el primer reto que a mi manera de ver, tendrá que superar la nueva dirigencia, es retomar la identidad panista.

Pero lo anterior, no deja de tener relación intrínseca con la segunda de las interrogantes. Los dirigentes no han tenido la sensibilidad de permear hacia la militancia, las motivaciones que tuvieron los fundadores de este partido.

Se han preocupado mucho más por reforzar sus posiciones y sus prebendas, y se han olvidado de que la idea central que animó la fundación de Acción Nacional, no era la simple y llana lucha electoral, sino la permanente y constante enseñanza de valores superiores que guiaran el comportamiento de los ciudadanos en la construcción de bien común, y como consecuencia en la transformación de nuestro país.

Señalaba Gómez Morín, “[…] mientras no exista una conciencia pública organizada, actuante, ninguna fuerza externa podrá efectuar la necesaria renovación de la vida pública de México, y en cambio, cuando esa conciencia nacional esté formada, ninguna fuerza externa podrá impedir su acción definitiva”.

Ese será el segundo reto que tendrá la nueva dirigencia de Acción Nacional, retomar dentro de sus prioridades, la formación conciencia ciudadana.

Una conciencia ciudadana que se informe, que se preocupe por vigilar la acción de sus gobiernos, que los cuestione y que sea consciente de que una ciudadanía apática, siempre será presa fácil de los gobiernos corruptos y corruptores.

Por último, la tercera de las interrogantes.

Acción Nacional tuvo en sus manos la oportunidad de gobernar este país durante dos sexenios.

Sin embargo, no pudo cambiar el contexto generado por setenta años de un régimen político que sistematizó la corrupción, las prebendas, los malos gobiernos, la compra de voluntades, la falta de formación de conciencia ciudadana, y como consecuencia, la poca participación de la ciudadanía en la toma de decisiones.

Si a ello le sumamos la falta de voluntad política de los adversarios del PAN para que el país caminara con otro gobierno que no fuera procedente de sus filas partidistas, pues entonces la percepción ciudadana es que los gobiernos emanados de Acción Nacional, no son diferentes de los demás.

Sin embargo, los gobiernos emanados de este instituto político tienen mucho de que enorgullecerse. Por principio de cuentas, se dejó de ver a la ciudadanía como un simple coto de votos por obtener, ya no se veía al ciudadano como una simple credencial de elector para votar, se comenzó a dignificar a cada uno de los gobernados, reconociéndoles la calidad que como ser humano tienen.

Se pudieron haber cometido errores por supuesto, todos somos falibles, sobre todo cuando no tenemos la capacidad de vigilar el actuar de todos y cada uno de los responsables del ejercicio de gobierno en todos los niveles.

Ahí radica el otro reto de la nueva dirigencia de Acción Nacional, hacerle ver a la ciudadanía una vez más cansada de los políticos, que representa una verdadera opción de gobierno, y que se ha aprendido de los errores cometidos en el ejercicio de gobierno.

Si logra hacer esto la nueva dirigencia de Acción Nacional, me parece que tendrá el camino abierto para retomar el ejercicio del poder en nuestro país, y desde ahí, empezar una vez más a construir el México que todos y cada uno de los ciudadanos anhelamos.

Por supuesto, desde mi muy particular punto de vista, a final como siempre, ustedes tendrán la última opinión. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70