La propuesta Ley de Agua para Zacatecas. Una iniciativa funesta: sin soluciones y por el lucro

La propuesta Ley de Agua para Zacatecas. Una iniciativa funesta: sin soluciones y por el lucro

La iniciativa que el 10 de marzo pasado presentaron los legisladores Rafael Gutiérrez y Cuauhtémoc Calderón, del PRI y Verde respectivamente, es una propuesta sombría que no tiene por objetivo la solución de los graves problemas que sobre el tema tenemos en Zacatecas y, por el contrario, centra su propuesta en la consecución del lucro. Veamos.

La urgencia de una ley que regule el uso de agua en el estado de Zacatecas es innegable. Somos un estado que depende de los cuerpos de agua subterránea, y por tanto, la salud de los acuíferos es para nosotros vital. Y el déficit del agua que extraemos por vía de los pozos es un porcentaje que, al acumularse, se hace peligroso. Un déficit de 25 por ciento anual (diferencia entre extracción y recarga) es una cantidad muy grande, equivalente a 400 millones de metros cúbicos, que se reflejan en la sobreexplotación de 15 de los 34 acuíferos que existen en la entidad. El objetivo, por tanto, es cuidar la salud de los mantos subterráneos, y la manera de cuidar este recurso es regulando el uso del agua una vez extraída. Y lo que sabemos sobre el uso del agua que extraemos de los pozos profundos, es que 87 por ciento de ésta se gasta en el trabajo del campo, y sólo 13 por ciento se gasta en uso doméstico, social e industrial. Por tanto es muy claro, que para el cuidado de los acuíferos, la prioridad es aumentar sensiblemente la eficiencia del riego. Porque además, también sabemos que en el riego llamado ‘de rodado’, se desperdicia 60 por ciento del líquido. Así las cosas: para el riego agrícola se extrae 8 de cada 10 litros, y de esos 8 litros se desperdician 5. La conclusión es evidente: la gran prioridad para una ley que norme el uso del agua en el estado debe ser, regular el tipo de riego. Si se lograra evitar ese desperdicio, se elimina el déficit de los 400 millones de metros cúbicos arriba mencionados. Sin embargo, con enorme sorpresa nos encontramos que la Iniciativa de Ley de Agua y Saneamiento del Estado de Zacatecas de los diputados Rafael Gutiérrez y Cuauhtémoc Calderón, es una iniciativa que omite el problema principal: es una ley de agua, que no pretende resolver el principal problema del agua en Zacatecas. Incluso en la exposición de motivos, donde se da el marco de justificación de la ley, no aparecen los nudos diagnósticos del tema del agua. Es una exposición de motivos tan pobre y mal elaborada que parece que quien la confeccionó es un contador de ventanilla de cobros, y no un legislador preocupado por resolver el tema de mayor relevancia estratégica en la entidad.  En suma, esta iniciativa de ley no ayuda a articular iniciativas de política pública para resolver la sustentabilidad del uso del agua en el estado.

Entonces, ¿cuál es el objetivo de esta iniciativa de ley? ¿Es sólo una expresión más de incompetencia legislativa? No creo. Dichos legisladores tienen la posibilidad de contar con asesoría técnica experta para hacer una iniciativa que llevara a Zacatecas por el camino de la sustentabilidad. Y si lo pueden hacer, pero no lo hacen, es justo porque ese no es el objetivo. ¿Cuál es el objetivo pues de la Iniciativa de ley? La respuesta espatente: el lucro. Veamos por qué esto es así.

El objetivo de la ley lo reducen a normar los servicios de agua potable y de saneamiento de ésta. Pues bien, el centro de dicho objetivo es la propuesta de privatizar los servicios del agua potable en la entidad. Con esta iniciativa, “los particulares podrán participar en prestación de los servicios públicos de agua potable, y en la administración, operación, construcción y mantenimiento total o parcial de los sistemas”. Y el cobro de los servicios los exigen hasta llegar a esquemas de terrorismo de pagos: “los adeudos a cargo de los usuarios (…) tendrán carácter de créditos fiscales, para cuya recuperación el organismo operador solicitará a las autoridades correspondientes el procedimiento administrativo de ejecución…”. Y en cuanto al capítulo de uso eficiente y cuidado del agua, que debería ser uno de los capítulos más importante de la ley, tiene sólo 7 líneas, y absolutamente anodinas. Todo el tema de los indicadores de pobreza de agua, y las medidas que de ahí se desprenden, están ausentes, porque está fuera del interés de la ley. En cambio al tema del cobro y la concesión del servicio a particulares proponen decenas de artículos dedicados a ese asunto; incluso llegan a niveles de particularidad extremos: ‘qué pasa con el cobro cuando las puertas de los predios están cerrados’. En suma, se apartan totalmente del enfoque del uso del agua como derecho humano ya aprobado en Zacatecas, y asumen el enfoque contrario: el servicio del agua económicamente autosuficiente y con fines de lucro. Es decir, la privatización supone que las empresas participantes van en busca de utilidad, no por el cumplimiento de un derecho social. Y si el centro es la utilidad, debemos preguntar cuál es el móvil de los legisladores que proponen una ley que deja el problema central sin resolver y, en cambio, estimula el lucro. Ojalá se elimine está funesta iniciativa de ley y se confeccione una, pero convocando a la academia y a la sociedad para realizar una propuesta en serio: que ponga en el centro la solución de los grandes problemas que sobre el agua tenemos en Zacatecas.

Vale. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70