Un rockcito para todos los roles / A la creatividad no la detiene nada

Un rockcito para todos los roles / A la creatividad no la detiene nada

La música de rock ha sido desde finales de los 60 un vehículo para sopesar la inconformidad que músicos, escritores, organizadores y seguidores  de esta tan peculiar expresión de la cultura han manifestado como propuesta para diluir un poco las entrañables prácticas  de represión, violencia o agresión a las inquietudes de una juventud ansiosa.

Cuando eres inconforme andas a la búsqueda, y si en verdad amas el rocanrol, incorporas la música a tu ser y, en ocasiones, tomas determinadas actitudes para gestionar, canalizar u organizar eventos donde el rock tenga la difusión que siempre has deseado.

En la mayoría de los casos, vas a enfrentar diversas formas de represión comenzando por un documento que avale, que justifique la presentación de varias agrupaciones tocando rock en vivo.

Partiendo de la premisa de que la plaza es pública, bastará con solicitar autorización para ver disponibilidad en la fecha y en el horario  que la necesitas, claro, sin costo alguno, pero, ¡oh sorpresa!, todos los gobiernos municipales, del partido político al que pertenezcan, así sean los más izquierdosos, son los más voraces y cobran una cantidad que cualquier chavo preparatoriano tendría que trabajar largas jornadas durante un tiempo considerable para reunir esa cantidad (mil 800 pesillos que bien pudieran servirles para los pasajes de todo un cuatrimestre).

Aunado a la consecución de los permisos, viene el gasto fuerte, el sonido, escenario, back line, publicidad, y con toda esta logística, todavía falta lidiar con payasos, comerciantes, autoridades, adultos frustrados y padres de familia diegos que siempre argumentan que esto es puro ruido, que esta supuesta música es para drogadictos y degenerados; no alcanzan a observar que allá abajo, hasta el fondo, también sus hijos, hacen slam y cantan a todo pulmón todas las composiciones que la banda en turno está interpretando, sin darse cuenta de todo lo que sus padres están arguyendo sobre el evento.

El rock zacatecano ha salido de las mazmorras en que empresarios y gobierno lo tenían atado desde hace medio siglo, pues ¿cuántos grupos de rock han sido auspiciados por el gobierno para la grabación de un disco? Pocos han sido los afortunados. Vicente Rodríguez, Euterpe, Fórmula Uno, Postnecrum, Arketipo, Tributo a Antonio Aguilar y al resto de las bandas que año con año solicitan les dan un mendrugo de pan para que realicen su producción. Esta forma tan desproporcionada de apoyar al rock refleja la miseria cultural de los que tienen los dineros del pueblo para dárselo, en el mejor de los casos, a artistas que hace 50 años precisamente estaban en boga.

¿Así queremos que surjan bandas a nivel nacional? Pregunten a las únicas tres que han logrado figurar en el país las penurias que han pasado para sobrevivir y todo lo que conlleva para hacerlo en una ciudad ajena. De cualquier manera, las bandas de aquí se las han ingeniado para crear su propia música, grabar sus propios discos y realizar giras por el interior de la República Mexicana o ir al extranjero, como lo ha hecho Aurea Hybride con sus propios recursos.

Desde 1971 hasta la fecha, los músicos mexicanos nacidos en cualquier entidad del país se han dejado caer con tremendas composiciones que desde el underground se catapultaron hacia todos los rincones, a pesar del congelamiento de sus grabaciones, de la negación de las radiodifusoras para tocar su material o de la prohibición del rock en vivo en cualquier sitio público. (Si eres hijo de influyente hasta sonido y escenario te instalan).

A casi tres lustros de iniciar el milenio del cambio aún resuenan por doquier los viejos rocks que se quedaron como parte de la cultura de los roqueros que lograron sobrevivir por décadas a pesar del rock mismo, músicos honestos que han creído en su arte, musicalidad y amor irrestricto a sus convicciones por un rock nacionalista.

Excalibur, la banda hidrocálida que a pesar de tanta represión hacia el rock, continúa en la brega
Excalibur, la banda hidrocálida que a pesar de tanta represión hacia el rock, continúa en la brega jornada zacatecas

Javier Martín del Campo cuenta que sus rolas Shit city y Nasty sex se tocaron hasta en Europa; Javier Bátiz y su Coming home son un ícono del rock nacional; Ricardo Ochoa, Ramón Torres, Bozzo Ochoa, Felipe Maldonado y los demás peaceandlovers también dejaron enormes melodías que hasta la fecha la banda reconoce, Latin feeling es una muestra de lo que tocaban y que Ricardo ha creado y sigue creando; el incansable Armando Nava continúa sonando como en las épocas doradas de Lost in my world o La gente; el maestro Carlos Mata, a duro y dale, prosigue en el rol con nuevas producciones, sin abandonar El Talón de Aquiles, Cerámica y algo más contemporáneo de su disco Justicia. En Guadalajara, Los Spiders y su melancólica Back siguen en la brega; Frankie, Bizarro y Pelé, dándole a sus piezas de carácter pesado, No name o Hay caminos; La Fachada de Piedra no ha dejado de tocar su rock and blues, Pastel Pilato evocando la memoria de Toncho Pilatos Grupo, al igual que la banda Excalibur en Aguascalientes, pegándole con todo a las piezas originales de los Hermanos Guerrero.

Pocas veces tenemos el gusto de escuchar la música que dio origen al rock actual y en marzo de este año se presentó en el municipio Guadalupe, su tierra natal, el grupazo The Tick’s, que inició actividades en la segunda mitad de los 60. En la imagen, muestra sus habilidades como baterista el profesor Brígido Martínez Alvarado
Pocas veces tenemos el gusto de escuchar la música que dio origen al rock actual y en marzo de este año se presentó en el municipio Guadalupe, su tierra natal, el grupazo The Tick’s, que inició actividades en la segunda mitad de los 60. En la imagen, muestra sus habilidades como baterista el profesor Brígido Martínez Alvarado jornada zacatecas
José Luis Ruiz Espino, acompañando con sus teclados a la legendaria agrupación The Tick’s
José Luis Ruiz Espino, acompañando con sus teclados a la legendaria agrupación The Tick’s jornada zacatecas
El mejor guitarrista zacatecano, ‘Chuy’ Espino, a quien le pidió César Costa que no dejara morir el rocanrol por estas tierras, y aquí anda como en sus mejores tiempos
El mejor guitarrista zacatecano, ‘Chuy’ Espino, a quien le pidió César Costa que no dejara morir el rocanrol por estas tierras, y aquí anda como en sus mejores tiempos jornada zacatecas
‘Tacho’ Peralta, el bajista, todo un personaje que lleva el ritmo de las melodías. Da tremendo gusto verlo y escucharlo; te pone a bailar. La verdad, pieza fundamental de The Tick’s
‘Tacho’ Peralta, el bajista, todo un personaje que lleva el ritmo de las melodías. Da tremendo gusto verlo y escucharlo; te pone a bailar. La verdad, pieza fundamental de The Tick’s jornada zacatecas
Héctor de la Torre Elías, armonía y voz de The Tick’s, rocanrol de los 60 para toda la banda
Héctor de la Torre Elías, armonía y voz de The Tick’s, rocanrol de los 60 para toda la banda jornada zacatecas

En el norte, El Amor de repente se escucha con sus antiguas melodías acá de tonalidades más cercanas a la época del rock suave; Wayo Roux se deja oír con su nueva División del Norte, interpretando la ya clásica I got your love, y por todos los sectores de un alicaído México, podemos escuchar los verdaderos lamentos y reclamos de una generación de músicos que aquí están para dar testimonio de que a pesar de la represión, continúan en el rol de todos los días, o ¿qué no?, Queco Figueroa, Pájaro Alberto, Víctor Illarramendi, Carlos Alvarado. Aquí en Zacatecas, Poncho Bautista y la Fórmula Uno, Los Confidentes del Rock y, por supuesto, una de las grandes agrupaciones que pusieron en alto el nombre de nuestro estado, Los Tick´s, con Chuy Espino, Tacho Peralta, Brígido Martínez, Héctor de la Torre y José Luis Ortiz, en la última presentación el día 23 del presente en Guadalupe. Si eres un seguidor del buen rock nacional, debes de conocer por lo menos estas rolas y otras cuatrocientas que guardo celosamente en la petaquilla y que, si eres gustoso, podría compartir. Que el rock siga siendo.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70