Viéndose en el espejo de las letras

Viéndose en el espejo de las letras

I.

¿Cuándo eres pequeño y débil, aun y cuando te vean grande y crean fuerte? Quizá cuando renuncias a tu liderazgo y tejes fantasías en la superficie mientras la ausencia de fondo te traga; cuando le haces el favor a los demás de estar contigo, en una renuncia más, ahora a la necesaria humildad para ser realmente superior.

¿Crónica de la cotidianidad?

 

II.

¿Cuándo sabes que eres grande y fuerte, aunque te crean pequeño y débil? Sin duda, cuando empiezas a acercarte a la pureza de la expresión del instinto, sentir y pensar de tu can.

¿Perder el miedo a ser te hará ladrar?

 

III.

¿Cuándo un pueblo asegura su rezago para siempre? Cuando eternamente espera su salvación por el descenso del Sumo Sacerdote, investido este por la mejor manera de legitimar a través de muchos la decisión de unos cuantos: la democracia.

¿Y Zacatecas, cuándo?

 

IV.

¿Cuándo la búsqueda de imagen dejará de basarse en suponer la estupidez de la audiencia? Hasta que tanto insulto provoque la rebelión de quienes acabarán con los estúpidos.

¿Será mejor embriagarse por la mentira que deprimirse por la verdad?

V.

¿Cuándo castigar el trabajo honesto y premiar la amenaza indecorosa traen resultados? Nunca, si quieres permanecer administrando castigos y premios… o siempre, si sólo quieres recoger utilidades y disfrutarlas, aunque sea huyendo.

¿El problema es la magnitud del pecado o la exigua cantidad de pecadores?

 

VI.

¿Cuándo confirmas que vives en un hoyo negro, de tal densidad que hasta el tiempo y la memoria atrapa? Cuando observas que de 1971, en Avándaro, a 2014, en Texcoco, siguen siendo inaudibles para el poder las mismas expresiones musicales; o cuando sabes continúan inalterables las reivindicaciones sociales de 1910, 1994 y 2014.

¿Y si emprendiésemos la reforma estructural del calendario y la retentiva?

VII.

¿Cuándo se separarán el deseo de morir y el ansia de retarte? Cuando el primero se cumpla y la segunda continúe.

¿Habrá alguien a quien deberás temerle más que a ti?

 

VIII.

¿Cuándo la esperanza es más importante que el oxígeno? Cuando requieres el verdadero insumo para existir, aunque sea un rato.

¿Es posible vivir muerto?

 

IX.

¿Cuándo la continua experiencia del desamor desalentará tu persistencia para conocer la efímera existencia del amor? Ni cuando las cenizas de tus cenizas sean incineradas.

¿Cuál es la frontera entre la necedad y la perseverancia?

 

X.

¿Cuándo abres los ojos y dejas atrás la obscuridad por la ausencia de luz, para ingresar a la de tu realidad? Tan pronto amanece, sin duda.

¿Si cierras las cortinas retrasarás el amanecer?

 

XI.

¿Cuándo tu incredulidad debe ceder para permitirte aceptar que realmente eres amado y expresar profundo respeto a ese ser por su valor para hacerlo? Justo cuando parece que le escuchas ladrar, en lugar de hablar.

¿Si los perros pudieran insultarte dirían que eres humano? ■

 

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70