¡Algo huele mal en Zacatecas!

¡Algo huele mal en Zacatecas!
  • Historia y Poder

Cuando se lamenta profundamente la muerte de la democracia y la entrega de la soberanía consumada por un grupo de delincuentes que arribaron al poder sin legitimidad alguna y que intentan una y otra vez perpetuarse a costa de la venta de la riqueza del subsuelo a la oligarquía nacional y a las trasnacionales extranjeras, uno se une a la pena que embarga a millones de mexicanos en la hora aciaga de nuestra historia.

Zacatecas estuvo amarrado a la tiranía de sus gobernadores que delinquieron pese haber protestado hacer cumplir una Constitución que costó miles de vidas y la de muchos inocentes que creyeron irían a visitar las potestades de una Patria generosamente solidaria y  repartiendo el pan con justicia y las leyes sin mesura, pero con exactitud y en la pronta  expedición de sus decretos, así, el ciudadano común creyó en la nueva vertiente de que habría seguridad, paz social, empleo y la hogaza bien ganada, bien sudada, bien sufrida.

Algo huele mal en Zacatecas, quizá sea que los índices de la mortandad infantil aun no cesan en el promedio nacional, que el secuestro, la estafa a gran escala, la presión de los grupos delincuenciales siguen apostado por la ignominia y su índice de maldad aumenta en las noticias nacionales, aun así, existen en nuestra patria chica, voces que reclaman, que se posesionan, que urgen de la paz tan añorada.

¡Y no en los sepulcros!, aun hay muchos renglones torcidos en donde se deben corregir los gravísimos problemas  del hambre, la insalubridad, el temor de no  poder  seguir al día siguiente en el pago de la renta, en las fieras ignominias del alto costo de la vida, en las tarifas que aumentan en todo y nuestra historia, sencilla y tumultuosa a la vez, nos demuestra ejemplos claros y concisos.

En 1919  nuestra ciudad secundó audazmente el movimiento  nacional de los inquilinos que deseaban terminara el abuso de los casatenientes, de los panaderos que urgían de un trato decoroso, de los zapateros que proclamaban la unión de su gremio ante los abusos de unos y otros, de los trabajadores dignos de la construcción en un subsuelo por demás peculiar y difícil como nadie en el país y que pedían salarios justos, derecho a asociarse en sindicatos, gremios mutualistas, sin secretos, abiertos a toda justicia, evidencia sana que abogase por el progreso de la patria chica.

¡¡Y los Mineros!! Porque de ellos y para ellos, los grandes índices de bienestar de una población que apostó a lo largo de los siglos siguiera esa manera de hacer reluciente la extracción de sus minerales y ganó fama en el mundo y en la mayoría de los casos le atrajo bienestar entre sus calles, sus hogares urgidos de alegría y de concordia entre su gente.Así, huelgas, contratos colectivos, paros laborales, toma emergente de minas, pliegos petitorios y muchas cosas más se sucedieron exigiendo atención a sus demandas. Fascinados por las huelgas masivas de 1602, 1637, 1677, (la expulsión de los jesuitas, la solidaridad minera), 1701, 1711, 1754, 1799 y las demás que en el transcurso de la vida que se va muy rápido pero que le da forma y estilo a una manera de convivir por demás irrenunciable.

¡Ahora mismo existe en nuestro estado una huelga minera que tiene ya 7 años proclamando atención a sus demandas!

Ahí estaban los siglos de la historia queriendo señalar con índice de fuego el rumbo másclaro para que nuestra patria chica nunca se perdiera y alcanzara en lo inmediato lo que tanto buscó en medio de proclamas, guerras intestinas, revoluciones heroicas, estandartes y elecciones.

Estamos en las calles grita el compungido en el desafío de querer de una vez y para siempre la justicia a toda costa y una década y otra y otra más se sucede en medio de actos oficiales sin que se confiesen las partes que deciden el rumbo de la historia. (Yo creo en el gober, Yo creo en mi tocayo, difícil de entender). Una historia compartida, llena de todos, tonificante y reluciente.

¡¡¡Sópatelas!!! ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ