¿Por qué el neoliberalismo ha fracasado?

¿Por qué el neoliberalismo ha fracasado?

Primero, el neoliberalismo es un modelo de política económica sustentada en el principio del libre mercado y por tanto la no intervención del Estado en la economía, limitándose éste a ser un ente regulador de la libre competencia. En México se inicia la fase neoliberal con el gobierno de Miguel de la Madrid en 1982, desde entonces hemos tenido el tiempo suficiente para preguntarnos si estamos en el camino correcto que nos lleve al desarrollo del país o si por el contrario es necesario cambiar con urgencia nuestra estrategia de desarrollo.

Para intentar dar respuesta tenemos que ver cuáles son las pautas de este “neoliberalismo a la mexicana”, y lo primero que encontramos es que somos un país extremadamente abierto al comercio internacional con gran cantidad de tratados de libre comercio, y con una fuerte dependencia sobre todo del mercado estadunidense, además esta apertura indiscriminada ha convertido a nuestro país en un dependiente del capital externo para promover su propio crecimiento, asimismo con tratados como el TLCAN pasamos de ser exportadores de granos básicos a ser un importador neto de alimentos, lo que pone en riesgo la seguridad alimentaria nacional.

Por otro lado el desmantelamiento de las estructuras paraestatales o de empresas públicas, ha significado “tierra arrasada”, es decir el reparto de la riqueza nacional en manos de unos cuantos, no se promovió –como diría la doctrina- la competitividad de estos sectores y su modernización, tenemos los ejemplos de ferrocarriles de México, Telmex, Luz y Fuerza, y ahora Pemex. Esto ha propiciado la centralización del poder y de la toma de decisiones públicas en una cúpula político-empresarial, cuyo único objetivo es la satisfacción de sus propios intereses de clase.

Un elemento más que demuestra el rotundo fracaso de esta política es la creciente desigualdad social; vivimos en un país con una concentración extrema de la riqueza, y con una mayoría –creciente- en situación de pobreza (más de 60 por ciento de la población en los cálculos más conservadores), estamos enfrentando el deterioro completo de nuestra calidad de vida, la precarización laboral, la informalidad y la poca oferta de empleo, a pesar de la “flexibilización de la mano de obra” producto de la reciente reforma laboral, han mostrado resultados opuestos a los que con tanto ahínco se nos prometieron.

Finalmente, y aún dejando fuera otros tantos elementos, podemos decir que las tendencias privatizadoras que pretenden “completar la aplicación a ultranza del modelo” nos obligan a estar alertas y organizados, la educación pública hoy enfrenta esta realidad y debemos asumir el reto de mantener vigente el derecho fundamental a la educación.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70