Las + Recientes

Equinoccio de primavera convocó a más de 95 mil personas en zonas arqueológicas del país: INAH

Equinoccio de primavera convocó a más de 95 mil personas en zonas arqueológicas del país: INAH

■ En algunas culturas el fenómeno sirvió para determinar la medida del tiempo, señala investigador

■ Astronomía, la base para plantear principios que caracterizan a cada cultura, afirma Jesús Galindo

Por más experiencia que se tenga en la observación del cielo, una astrónomo o un aficionado noche tras noche no dejará de sorprenderse, porque aunque toda su vida la dedique a investigar, apenas alcanzará a ver un pequeñísimo porcentaje de lo que es el universo, suficiente para convencerse de que el hombre es privilegiado de tener vida en la tierra, porque hay miles de planetas en el universo, pero habitado sólo este.

Coincidieron los astrónomos, Alejandro Galindo y Alejandro Muñoz Suárez con motivo de la reciente entrada de la primavera y el fenómeno del equinoccio registrado el pasado jueves a las 10:57 horas, el cual este año según datos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), convocó a más de 95 mil personas en las zonas arqueológicas del país para observarlo y una gran mayoría para cargarse de energía, esto los días 20 y 21 de marzo.

Zacatecas no es la excepción a los que algunos científicos consideran una moda, pero que para muchas otras personas es la oportunidad de revitalizarse y recibir energía buena. Así se pudo constatar en la zona arqueológica de La Quemada ubicada en Villanueva, a donde el pasado viernes acudieron cientos de personas; muchas vestidas de blanco, otras para hacer rituales al sol y viento y unas más a los eventos académicos a los que convocó el museo de La Quemada.

Con visiones y argumentos diferidos, lo único en común de los participantes es la fascinación por el cielo, el cual a lo largo de la historia del hombre ha marcado los ciclos de la vida, sus actividades y a partir de su estudio ha dado poder político y económico.

El arqueoastrónomo Jesús Galindo, académico del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, detalló cómo en la evolución cultural del hombre, la astronomía ha sido fundamental para plantear los principios básicos que caracterizan a cada cultura; el hombre ve regularidades en el cielo y luego las usa para asuntos que van desde su supervivencia hasta privilegios políticos y materiales.

P5 equinoccio 2

De modo que una pirámide orientada a determinado punto del cielo, es apenas una parte muy pequeña de lo que quiere expresar el hombre, pero también se pueden comprender conductas humanas a partir del incentivo del cielo, dijo en entrevista tras ser invitado a Zacatecas por el museo arqueológico de ese sitio.

Sin embargo, consideró que el asistir a los equinoccios a recibir energía se ha convertido más en una moda que data de hace 40 años; hay tantos vacíos en la sociedad y decepciones que la gente está necesitada de llenarlos, creencia que como astrónomo dijo respetar.

Aunque explicó, desde la ciencia el equinoccio no da elementos para creer que la gente puede absorber una energía solar especial. “Se trata entonces de un fenómeno social reciente, válido y que no perjudica a nadie, más aun cuando la gente quiere recuperar algo cultural que siente suyo”.

Es decir, el que se llenen las zonas arqueológicas de visitantes vestidos de blanco, intrínsecamente no es más que una manera de que el mexicano recupere lo que algunas personas culturalmente hablando consideran es suyo: las zonas arqueológicas y con ello, la moda ha marcado creencias.

P5 equinoccio 3

Desde el punto de vista de la física, en la entrada de primavera el sol radia de forma constante que el equinoccio en cuestión de energía no es muy diferente al de otros días, en todo caso, si se quiere energía calorífica, no hay que ir vestido de blanco, sino de negro porque así se absorbe más.

Independiente a esto, para la ciencia el equinoccio es un fenómeno que se define desde el punto de vista observacional o fuera del sistema solar, puesto que se trata de que plano en torno al cual giran los planetas en la tierra y ésta se alinea a su eje o dicho de otra manera, es el momento en que al salir el sol en el horizonte oriente, alcanza una posición que se encuentra a mitad de camino entre las posiciones extremas que sucede el día del solsticio, detalló.

Es así que el hombre con su inteligencia lo observó en el pasado, y el fenómeno en algunas culturas sirvió para tener la medida del tiempo porque no hay algo que tenga la exactitud del cielo, dijo el arqueoastrónomo.

La gente plantea que las culturas prehispánicas eran excepcionales observadores, pero Galindo refirió, únicamente se trata de que la sociedad actual ha perdido contacto con la naturaleza y el cielo, pese a la misma habilidad en el ojo para identificar.

Lo cual en el pasado y actualmente da cierta ventaja en cuestión de poder, eso es un principio universal, una nación que tiene conocimiento tiene poder, el primer mundo es poderoso porque se interesa en investigar y crear. Por contrario, cuando un país no genera conocimiento, está condenado a no ser independiente.

De modo que si se ejercita el cerebro para sobrevivir, gracias a esa agudeza, usa aspectos de la naturaleza para sus fines. Ello explica por qué la pirámide se elige con determinada orientación. No en vano la principal estructura de cada ciudad se construyó con cuidado para a manera de culto, tener ciertas orientaciones al sol.

P5mequinoccio 1

En otras ocasiones, refirió, la astronomía es una rama del conocimiento que en apariencia, no trata de resolver problemas directos y visibles, sólo es el resultado de la curiosidad científica de conocer el universo.

Así, muchas de las veces en el afán de poder entender mejor el cielo, sin querer se desarrollan avances tecnológicos que sirven a la gente. Las cámaras fotográficas por ejemplo, surgieron hace muchos años de la necesidad del astrónomo para registrar cada vez más objetos débiles por su intensidad luminosa.

Entre electrónica, óptica y la necesidad astronómica, se desarrollaron los sensores SD y otros elementos para detectar intensidades muy débiles, lo cual derivó a las cámaras. Pero insistió, se trató de un beneficio no buscado.

Para el astrónomo es suficiente enfrentarse a un cielo estrellado para que se convierta en un incentivo a la mente humana, y si bien en un inicio pudo derivar en leyendas y cuentos, se evoluciona hasta llegar a un conocimiento tal que permite penetrar en el universo.

Al estar en el mismo tenor respecto que el equinoccio de primavera no provoca energías especiales, Alejandro Muñoz, presidente de la Sociedad Astronómica de Zacatecas agregó que lo interesante de estar en una zona arqueológica es tratar de ver cómo los antepasados pudieron detectar el fenómeno astronómico y hacer su calendario; aunque como cultura seguramente a la entrada de la primavera le daban una interpretación de tipo religioso y sagrado.

De ahí que lo interesante de acudir a una zona arqueológica es ver cómo las culturas prehispánicas pudieron detectar el fenómeno sin el mínimo de tecnología. Dijo por tanto que el cielo no ha dejado de fascinar y por ende la Sociedad Astronómica de Zacatecas existe a nivel de aficionados, con posibilidades de hacer investigación ya que es motivante cada noche observar lluvias de estrellas, cometas, asteroides y todo tipo de objetos celestes.

“Con un telescopio pequeño, pueden verse miles y cientos de miles de objetos, de ahí que se han descubierto objetos maravillosos. Aludió al reciente descubrimiento de especialistas de las emanaciones de lo que fue la primera explosión del big bang.

P5 equinoccio 4

Los miles de millones de estrellas y de galaxias que fascinan, sin duda son un motivo para simplemente observar, “si uno estudia astronomía y se da cuenta de lo que es todo el universo, el ser humano adquiere más consciencia de la responsabilidad que tiene para hacer mejores las cosas”.

Por el contrario, María Guadalupe Alaníz Ramírez acudir cada año a la zona arqueológica de La Quemada para recibir la primavera es imprescindible; para ella hay una energía especial que no se repite en el año. Todos los 21 de marzo ella acude con cuarzos que también vende y hace los rituales de la energía del sol.

El pasado viernes dijo que dirigió ante algunas personas el ritual del aire, sol, la tierra y la abundancia de las cosechas. En esa fecha porque así lo hacían los antepasados, el 21 de marzo es el día especial.

Alaníz vende cuarzos de colores porque asegura, en ellos se transporta la energía: el amor se guarda en el rojo, en el blanco la salud, el dinero en el amarillo, verde es la abundancia y el azul la inteligencia, quienes los compran se van felices porque llevan ahí energía buena a su casa.

El cielo también inspira a los músicos, el grupo Corazón Endiosado acudió jueves y viernes a tocar a La Quemada e interpretaron melodías de su composición pero a través de instrumentos de origen prehispánico, conscientes de que para las culturas antiguas en rituales como el de la entrada de la primavera, fue que participaron del programa del equinoccio.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70