¿Un verdadero seguro del desempleo en México?

¿Un verdadero seguro del desempleo en México?

La protección contra el riesgo de desempleo mediante un seguro ha sido considerada como uno de los pilares principales de los estados benefactores. Protege a los trabajadores contra los peores efectos del desempleo, pues les permite disminuir en alguna medida la pérdida de ingresos e impide el desplome de la demanda efectiva de un sector de la población.

La globalización ha propiciado la liberalización de los mercados laborales, por ello, los sistemas de seguro de desempleo se han erosionado precisamente cuando el número de desempleados en el mundo ha aumentado. Por otro lado, los seguros de desempleo han sido afectados por la flexibilización y sobre todo por el trabajo a tiempo parcial y la proliferación de los contratos individuales y el outsourcing o subcontratación, pues su efecto ha tenido sido que muchos trabajadores no soliciten el seguro o no sean candidatos al mismo.

El Seguro de Desempleo en México podría  ayudar a resolver tres problemas básicos: (1) otorgar un apoyo a las familias de los trabajadores que se quedaron sin empleo en los años recientes para evitar que, al caer en niveles de pobreza extrema sea muy difícil su sobrevivencia. (2) Crear una demanda efectiva adicional, lo que podría tener un efecto contra-cíclico ante la reducción del ingreso de los asalariados. Este aumento de la demanda efectiva se traduciría en un incentivo para la producción y el comercio, lo que a su vez generaría un crecimiento del empleo. (3) Crear un estímulo para evitar que el mercado de trabajo se deteriore aún más.

El Seguro de Desempleo ayudaría a desarrollar y potenciar las políticas activas, en particular las de intermediación laboral y las de capacitación cuyos efectos podrían ser muy positivos. Por otra parte, serviría para que los trabajadores más productivos, mejor calificados y mejor pagados que fueron despedidos por la crisis, se reincorporen al mercado laboral evitando así que este bono se pierda y al mismo tiempo se fomente la precariedad laboral y la informalidad.

El problema que enfrentamos actualmente es que lo que se discute en el Congreso de la Unión no es un verdadero Seguro de Desempleo, sino un mero proceso de (auto) financiamiento del cese laboral pues la fuente de financiamiento no es el gasto social y los montos de beneficio son ridículos. Lo deseable es que el financiamiento a programas de fomento al empleo, incluyendo el costo del Seguro de Desempleo pudieran llegar a representar un equivalente de  0.5% del PIB, tal como sucede en otros países de América Latina, particularmente en Brasil. Lo que se discute no es una propuesta seria de seguro de desempleo, y lo mismo ocurre con el llamado seguro social universal; y lo peor, no se ven políticas efectivas para crear trabajos decentes, con remuneración justa, seguridad en el empleo, y Seguridad Social.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ