Tiempos secos, tiempos de incendios, de dificultades, por donde le busque

Tiempos secos, tiempos de incendios, de dificultades, por donde le busque

Punto y Aparte

Desde hace ya unas tres décadas, en estos tiempos era muy común observar a la distancia, sobre todo para la región de los Cañones de Tlaltenango y Juchipila, las columnas de humo que frecuentemente se dirigían a las alturas, eran columnas de humo generadas por los incendios en las zonas boscosas de los municipios sureños.

En aquellos años, el combate al fuego en los bosques se dificultaba de alguna manera porque no se tenía la herramienta necesaria o bien, porque el personal era poco y no tenía la suficiente preparación para ir en contra de los siniestros provocados en su gran mayoría por el descuido del ser humano.

Ahora, al inicio de la temporada de incendios forestales, personal de la Comisión Nacional Forestal se prepara y está ya en pos de objetivos fundamentales específicamente para lograr la protección de la superficie forestal de la entidad zacatecana y mire usted, hace algunos días, comentaba el titular de la Conafor en Zacatecas, Gerardo  Reyes Rodríguez, que bajo ese marco de intensificar el combate a los incendios forestales y de acuerdo al Diario Oficial de la Federación se ha declarado ya  el 11 de julio de cada año, como el Día Nacional del Combatiente de Incendios Forestales.

Seguramente que aquellos habitantes de ñas zonas consideradas como de alta peligrosidad para la presencia de los incendios, están ya a la espera de las indicaciones en torno a este grave asunto en el que se involucran, para disminuir sus efectos, las dependencias de los tres niveles de gobierno, pero también y de una manera muy especial, los seres humanos, los que habitan por ahí y aquellos que practican el turismo rural porque usted y yo hemos podido percatarnos de la gran cantidad de personas que dedican una buena parte de su tiempo para recorrer municipios y conocer la riqueza natural de la tierra zacatecana.

Lamentablemente, al terminar sus recorridos y después de encender fogatas para calentar los alimentos, se olvidan de extinguir las brasas que deja la leña y ello, generalmente provoca, con el viento, incendios que acaban con pastizales enormes, o con zonas arbustivas que desaparecen, que se van con el fuego y que dejan tramos enormes de terrenos que luego son desmantelados por los efectos de la erosión eólica y las precipitaciones torrenciales.

La Comisión Nacional Forestal, comentaba el joven funcionario federal, cuenta con un presupuesto muy interesante para implementar programas de combate a los siniestros (son mil 19 millones de pesos) y hacerle frente a la próxima temporada de incendios forestales. En este asunto,  las tareas deben de ser coordinadas por una institución, en este caso, la Conafor, pero para conseguir los resultados, es necesariamente obligado contar con la participación de todos, porque quien tenga esa oportunidad deber, de observar en algún punto del territorio zacatecano el inicio del fuego, debe de dar aviso de inmediato a las autoridades y estas a su vez, tienen que exhortar a la comunidad, a la sociedad, a trabajar y participar en esta lucha contra el fuego que deja zonas enormes devastadas y que provoca el descontrol en el medio ambiente.

Contra la madre naturaleza podrá haber estrategias que contribuyan a disminuir esos efectos de las grandes tormentas, o las barreras para contrarrestar la erosión del viento en tierras productivas, pero a ciencia cierta, difícilmente podrán obtenerse resultados del todo satisfactorio, y aquí, lo más importante es y debe de ser, el entrelazamiento entre autoridades y el personal de las mismas para que haya resultados satisfactorios. Con los incendios, más que con las lluvias, se desequilibran la flora y la fauna, habrá escases de alimentos para el ganado y las dificultades para trabajar y mantener los equilibrios serán más acentuados.

Y mire usted, si nos trasladamos a los terrenos de la política, los partidos tienen mucho qué ver en eso que les da por llamar el mantener en calma y en paz a todos los partidos y a todos los sectores. Ahora, usted lo sabe perfectamente, son los tiempos en que se dan o se presentan los incendios forestales en las zonas boscosas de Valparaíso, de Jalpa y Juchipila o de Santa María de la Paz, lo mismo que en las regiones del semidesierto zacatecano, allá por Mazapil, Melchor Ocampo, Concepción del Oro o El Salvador; la lumbre ahí anda ya, sólo hay que cuidarse del chamuscadero y salir bien librados, especialmente aquellos que ya andan trabajando en sus brigadas o los que no hayan aún cómo, dónde y cuándo iniciar, porque el tiempo avanza así que a trabajar para que todo vaya bien en Zacatecas en esta temporada de incendios y en la otra, en la que todos están ya alertas y se empiezan a mover sin importar su pisan callos o traicionan, lo que les interesa es no salir del presupuesto así que tiempos son de incendios, pero también de observar el panorama político.■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70