Organizaciones buscan abordar el tema de las familias diversas en la Legislatura local

Organizaciones buscan abordar el tema de  las familias diversas en la Legislatura local

■ Existen modelos de convivencia que surgen por cambios sociodemográficos: Inegi

■ Asociaciones pretenden el derecho de heredar, Seguridad Social, adopción, entre otros

“La realidad social siempre va más avanzada de lo que la academia o los legisladores pueden hacer por nosotros. La tipología de familia ha cambiado bastante”, comenta María de la Paz Barrón Delgado, integrante del Grupo Eclipse Lésbico, organización que la semana pasada propuso conjuntamente con otras 10 asociaciones civiles abordar este tema dentro del primer Foro por los Derechos Humanos y la No Discriminación de las Familias Diversas, evento realizado en el vestíbulo de la Legislatura local.

La realidad aludida, “no está regulada, tampoco existe estadística. Eso es cierto, el Inegi no nos aporta una estadística formal”. Al respecto comenta, su organización tiene como uno de sus objetivos concretar una herramienta que ofrezca datos concretos para el caso del estado de  Zacatecas.

En el documento “Estadísticas, a propósito del Día Nacional de la Familia Mexicana. Datos Nacionales Inegi (2 de marzo)”, que rescata información del censo de población 2010, se define al hogar censal como al grupo de personas vinculadas o no por lazos de parentesco que residen habitualmente en la misma vivienda, concepto al que suma además la condición de tener “un gasto común para comer”.

Aunque advierte que hogar no es sinónimo de familia, admite que el concepto ha sido utilizado como una aproximación a ésta y señala que el vínculo entre el jefe o jefa del mismo con  cada uno de los miembros puede ser consanguíneo, conyugal, de afinidad, adopción o costumbre.

Las tipificaciones de familia que exhibe son el hogar nuclear, extenso, ampliado, monoparental y biparental, este último refiere a 65.5% de los casos. El texto expone 18.5% de hogares monoparentales liderados por jefe o jefa de familia, 1% “no especificados” y “otros” con 16%.

Señala que actualmente existen modelos de convivencia familiar que surgen como consecuencia “de algunos cambios sociodemográficos”, entre ellos enumera la mayor participación económica de las mujeres en el sustento del hogar y el aumento de separaciones y divorcios entre las parejas.

Entre los modelos, sin embargo, no menciona de manera desconcentrada a los hogares liderados por parejas de homosexuales o lesbianas, los que constituyen para ayudarse a sobrevivir regularmente, dos mujeres heterosexuales y a la par jefas de familia, aquellos en que tías (os), abuelas (os) u otros parientes se hacen cargo de menores, ni los que se conforman por personas que deciden ayudarse a compartir gastos y circunstancias de vida sin que haya una unión consanguínea o sexoafectiva, entre otras posibilidades convivencia y ayuda mutua humana.

 

Familias diversas en Zacatecas

En el estado de Zacatecas la búsqueda por conseguir el reconocimiento social y jurídico de las familias diversas ha tenido tres antecedentes, dos de ellos remitidos a la 58 Legislatura.

La iniciativa de Jorge Álvarez Máynez, diputado en la 60 Legislatura, fue la única de ellas que inició su trámite de manera correcta y sin embargo, “se fue a dormir el sueño de los justos ante la negativa de la Legislatura de asumir la responsabilidad que tiene con las familias.

Entonces no se le siguió el cauce, llegó hasta su turno a comisiones y allí quedó”, refiere María Luisa Sosa de la Torre, integrante de la Coordinación Feminista Olympia de Gouges en Zacatecas y coordinadora nacional de la Red de Mujeres por un Milenio Feminista, dos de las organizaciones sumadas en apoyo al foro.

El pasado 12 de marzo, tras concluirse el Primer Foro por los Derechos Humanos y la No Discriminación de las Familias Diversas, con que se pretende iniciar una serie de sesiones de información y diálogo sobre el tema, se entregó una solicitud a Cliserio del Real Hernández en su calidad de presidente de la Mesa Directiva de la 61 Legislatura del estado.

El fin es integrar el tema de una iniciativa de Ley de Sociedades de Convivencia en la agenda legislativa y abrir  audiencia con las comisiones de Derechos Humanos, Equidad entre los Géneros, Puntos Constitucionales, Grupos Vulnerables y Grupos de la Sociedad Civil.

Mediante la figura legal propuesta se pretende lograr entre otros derechos el de heredar, recibir alimentos en caso de necesidad, protección de Seguridad Social, adquirir patrimonio en común y realizar trámites de adopción para las familias no nucleares.

Este empeño es apoyado además de Eclipse Lésbico mediante su proyecto Voz Propia para las Diversas, por los colectivos [email protected] de la Luna, Mujeres Construyendo Igualdad, Coalición Derecho al Trabajo Red de Género y Medio Ambiente, Mujeres y Punto, Capaaz, Códice y la Coordinación Feminista Olympia de Gouges.

Para Sosa de la Torre la desprotección en que se encuentran las familias diversas deriva además del vínculo sexoafectivo referido por la comunidad lésbico-gay,  del no ejercicio de la paternidad responsable y la migración que en Zacatecas ha conseguido que más de la mitad de su población resida en los Estados Unidos y que cada vez más, integre mujeres que dejan tras de sí la crianza de los hijos a cargo de otros miembros del hogar.

Sobre la polémica que han generado las familias conformadas por personas del mismo sexo agrega, “no evita que se sigan presentando”. Entre las posibilidades de ejercicio del paternaje o maternaje en ellas enumera las que tienen hijos e hijas propios o producto de procesos de inseminación artificial o de vientres subrogados o adopción de hijas e hijos.

“En la realidad existe todo este tipo de familias” y añade que “la familia que se le denomina nuclear, integrada por papá, mamá, hijo, hija, perro y perico es ya muy inusual. La mayoría de las familias han caído en una disfuncionalidad de este modelo que es el que se ha reconocido legalmente”.

En esta ocasión, agrega, se pretende iniciar un proceso de diálogo con los diputados locales para cubrir “todos estos vacíos de ley que hacen mella en la calidad de vida de las personas (…) porque viene a resolver un problema grave en el estado de Zacatecas de muchísimas familias nuevas que se van integrando a la luz de la disfuncionalidad de la familia nuclear”.

María de la Paz Barrón Delgado destaca por su parte, desde su identificación con el activismo lésbico-feminista, el objetivo de lograr el ejercicio de los derechos humanos plenos para este sector de la sociedad.

El grupo Eclipse Lésbico, señala, participó históricamente en los trabajos que derivaron en 2006 en la promulgación de la Ley Estatal para Prohibir y Erradicar la Discriminación en Zacatecas, en la que se incluyó en su artículo 16, la prohibición explícita de la discriminación por razón de preferencia sexual.

A favor de esta causa convoca, entre otros antecedentes jurídicos, la modificación al artículo primero constitucional que transitó del concepto de garantías individuales al de derechos humanos, “a partir de esto entendemos que todas las personas por el hecho de nacer tenemos estas garantías”.

Mónica Landeros Imamura y su pareja

Avance de derechos  de igualdad

Por su parte Irma Serrano, integrante de la organización Mujeres y punto, refirió en su exposición realizada en el foro,  hasta agosto de 2013, son 15 países a nivel mundial los que han integrado en su legislación el reconocimiento legal y social, en este caso mediante la figura de matrimonio igualitario a familias establecidas entre personas del mismo sexo, entre ellos, se encuentran en América Latina, Argentina, Brasil, Uruguay y México, el último caso concretamente en el Distrito Federal.

Desde el año 2000 en que la legisladora independiente Enoé Uranga propuso la Ley de Sociedades de Convivencia ante la Asamblea de Representantes del Distrito Federal, se han consolidado logros importantes en el país para este sector poblacional, entre ellos, la modificación al Código Civil en la capital del país que implicó la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo.

 

El tema generó controversia con los legisladores del PAN, PRI, Verde Ecologista y aún los del PRD en algún momento. También la PGR, durante el sexenio de Felipe Calderón manifestó su desacuerdo con estas posibilidades legales.

Esta última dependencia interpuso recursos de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) alegando que la Asamblea de Legisladores del Distrito Federal (ALDF) no tenía competencia para legislar sobre el matrimonio homosexual.

Entre los argumentos esgrimidos por los detractores del también denominado matrimonio igualitario se  han alegado entre otras cosas que se atenta contra “la protección de la familia”  o “el interés superior del niño”. La SCJN  sin embargo, resolvió en 2010 que “negar el derecho a la formación de una familia por esta vía, sería un acto de discriminación en contra de los derechos humanos”.

 

Experiencias de familias diversas zacatecanas

Desde que tenía 14 años, Mónica Landeros Imamura definió su orientación sexual hacia las personas de su mismo sexo. Este hecho lo asumió abiertamente desde entonces. La mujer actualmente de 38 años de edad se convirtió en madre de una niña a los 20 años, producto de una relación heterosexual ocasional.

A diferencia de otros hogares, en el suyo, aunque hubo en principio desconcierto en su madre y hermano por su orientación sexual, no se le expresó rechazo o represión al ejercicio de su sexualidad.

Su hija, Luisa Andrea, joven estudiante de 17 años de edad, refiere haber tenido “dos mamás”. Señala que al igual que en los hogares encabezados por padre y madre, existen a veces  dificultades pero “lo principal es el amor, la educación y la confianza” que se ofrezca a los hijos.

De niña, refiere, nunca se cuestionó si su situación era distinta a la de otros niños pero fueron las preguntas de sus compañeros y maestros durante su tránsito en el jardín de niños y la primaria lo  ocasionalmente le representaba molestia.

“Sí se necesita madurez y valor para decir yo tengo una mamá y a diferencia de la tuya no le gustan los hombres, si tienes otra pregunta puedes ir directamente con mi mamá y te la puede resolver”.

Los cuestionamientos, señala, a veces le han implicado evadir o mentir respecto a su situación familiar pues comprende, no cabe en el pensamiento de sus compañeros “el tener un estereotipo de toda la vida hecho por sus padres y de repente romper lo que ellos entienden por familia”.

Sobre el tema de la orientación sexual, comenta, “tú te vas dando cuenta, siento que es como todo, la verdad a mí no me gusta esta fruta, prefiero la fresa o no me gusta la verdura (…) tú solo vas descubriendo lo que te gusta o lo que no te gusta”.  Ella se define como heterosexual.

Mónica, actualmente con 38 años de edad afirma sentirse “muy afortunada puesto que por experiencias, por pláticas entre amigas lesbianas realmente sí tuve una gran fortuna de no sentir esa discriminación y ese  tener que esconder mi preferencia”.

El nacimiento de Luisa, comenta, “me ayudó a fortalecerme en cuestión de que si nunca me he escondido,  menos con una hija  y siempre he tratado de que a mi hija la vean tan normal como siempre me ha visto ella”. “Me siento tan plena de que nunca me he escondido de nada y si mi hija me apoya no puedo pedir más”.

Sobre la posibilidad de que en Zacatecas se integre al marco jurídico la Ley de Sociedades de Convivencia, añade, “así como le damos chance a otros partidos de que nos gobiernen, bueno pues vamos dándole chance a hacer familia a este otro lado”.

Martín Uvario, quien se define como luchador por los derechos a la igualdad de las personas y concretamente los de la comunidad gay mediante entre otros proyectos, su organización Gente Diferente, agrega que el impulso a esta iniciativa “es una lucha más por la igualdad de nuestros derechos” pero expone que no debe encasillársele pues sus alcances son más amplios.

Acerca de la situación de la comunidad homosexual y el ejercicio de su paternaje, dice, la cultura machista se muestra en la misma ley e instituciones. “Es mejor visto que una lesbiana o una mujer tenga un hijo a que un padre homosexual pueda criar unos hijos. El mismo DIF no nos permite que dos hombres críen a un niño aunque podamos darle la educación más extraordinaria y el amor más entrañable”.

Luisa Andrea, joven estudiante de 17, hija de Mónica Landeros y su ex pareja

La CEDHZ ante la diversidad de las familias

Arnulfo Correa Chacón, titular de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) añade sobre el tema de familias diversas que la consecusión de sus derechos “es un avance que se está dando en todo el país. Ya hay legislación federal al respecto”.

Refiere un caso local de queja interpuesta contra el Seguro Social por la no afiliación de una pareja del mismo sexo, que sin embargo puntualiza, no era su competencia resolver. Añade que sustentados en las sentencias recientes de la Suprema Corte de Justicia este tipo de casos ya se allanan.

Acerca del nuevo intento por incorporar en la legislación zacatecana la figura de las sociedades en convivencia dice, “vivimos en un estado democrático y parlamentario. El asunto está en manos de la 61 Legislatura, aquí desconozco cuál es la postura que pudieran asumir los diputados”.

Sobre el tema de familias diversas puntualizó, “hay que aclararlo como lo dice la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,  que todos somos iguales y que los derechos humanos ya están en el artículo uno consagrados en la Constitución y donde deberán gozarse independientemente de preferencias sexuales. Entonces yo creo que es un punto muy importante la no discriminación hacia este tipo de personas”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70