Perogrullo y Posibilidad

Perogrullo y Posibilidad

Los sintetizadores inquietan con su magia, al sentir que con música y poesía se pudieran crear tonalidades capaces de motivar a remontar las miserias terrenales en una realidad apabullante, donde hasta hoy nada detiene la comisión de infinitas atrocidades contra la humanidad de seres humanos en cualquier latitud, sin discriminar credos ni concretas existencias, tan agrestes unas, como las ancestrales y nada inocentes violencias cavernarias. Los juguetes a interponer varían, desde la semidesnudez de hermosas ucranianas o la labia de Obama, a punto de dejar un poder al que se quisiera supremo y sin la gloria ni ganas de mellar los colmillos neoliberales que atenazan a la humanidad, donde sea y como sea. Ver, si no, la mueca de sonrisa congelada del ministro Videgaray al decir que no habrá nuevos impuestos hasta 2018. Forma de alargar la decadencia neoliberal y el desfondamiento de nuestro país y nosotros los mexicanos por un período del que la salida será empeorar y al mejor estilo clásico, lo único esperable es el alargar y agudizar los impactos de la crisis y la pobreza, por insistir en aplicar formas que reediten la historia de pobreza permanente durante los primeros 25 años del presente siglo. Los aspavientos del ministro no convencen a sí mismo, ni a Peña Nieto, ni a los mexicanos, por supuesto. Sin novedad, ¿ni imaginación? continuará más de lo mismo: ¿agravar, agraviar la condición humana, tendencia neoliberal?

Sus tácticas, de espanto y muerte, son tan modernas como el afán de devorar al otro, aplastarlo, esclavizarlo y masacrarlo con lentitud para apagar, una a una, las chispas de la esperanza por mejorar que siempre renacen, hasta hoy sin el éxito de vencer a los abusos ni a la explotación, porque si éstas terminaran la libertad de imaginar, pensar y ser, podrían despuntar y florecerían novedades tan viejas como una sociabilidad creativa en la que todos ganen y nada se concentre para agredir o lucrar sin medida, a costa de todos los demás.

En este momento, se recurre a agitar viejos fantasmas, nunca exorcizados, ni por 2 guerras mundiales, ni por otras anteriores a éstas, con el objetivo de poner en marcha una política y una economía montadas sobre la propia destrucción característica de un militarismo consumidor de riquezas y vidas humanas que fuera de sus designios, se deben eliminar de la faz de una tierra a la que no se quiere en paz, sino en perene disputa y hoy, a cada minuto o segundo, acorde a los movimientos especulativos de la Bolsa. A su modo, en México, si los templarios cooptaron o retuvieron la cosecha de limón, con ello, hicieron pasar miedo y hambre a sus productores y el precio ascendió, igual, los destrozos y la rapiña.

El poder conecta y está conectado con todo. Videgaray, ¿es “sanguijuela” creada por el Pacto por México para debilitar más a los mexicanos, mientras Rosario Robles aparece para entregar despensas entre los exangües y llevar agua, plaquetas a las esperanzas políticas de Pedro de León, según tempranos analistas o visionarios locales, como forma de equilibrar las cosas mientras aseguran votos? ¿Aún es estrategia política nacional? En ella, el discurso será florilegio cívico, oráculo predictivo o no será y se lo llevará el viento de la inconsecuencia por exceso de incomprensión. El ser es y es fuerte, se asentaba en la Maestría, ¿cómo hacer florecer el ser (político) en este páramo?

Los zacatecanos somos ejemplares en hacer florecer las esperanzas y pasan los trienios y sexenios con su cauda infinita de escalafonarios y escalafonados en estacional búsqueda por ascender, mayoría sujeta a las reglas no escritas de la espera o de la pifia porque, ¿no hay otra cosa “más productiva” qué hacer? El individual, el político, el social, el productor de continuidad sin cambios o muy lentos para no calentar una economía tan reseca como el suelo, menos para las grandes mineras, con líderes epónimos como un esquirol apelado la “marrana”, asiduo cliente de la “fuente” minera, en donde halla conflicto o no. ¿De verdad, Coronel y Peñasquito, son excepciones a la regla del populismo empresarial con que los extranjeros o nacionales tratan a los campesinos? ¿Qué interpone el gobierno, con oportunidad, para ayudar a educar, convencer y planear a más plazo que lo efímero de las compensaciones entregadas a los lugareños beneficiados? ¿O la UAZ o el YoSoy#132, local, cómo ayudarían a que esos paisanos aprendan a ayudarse a medio y largo plazo? En el actual semidesierto, a pesar de y por esa misma moderna tecnología extractiva, lejos quedaron Adam Smith, David Ricardo, Carlos Marx y sin realizar, “lo pequeño es hermoso”. El largo plazo, del “todos estaremos muertos”, se impondrá sin variar, si no se le hace variar: perogrullo y posibilidad. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70