Legislatura: puerta cerrada a los ciudadanos

Legislatura: puerta cerrada a los ciudadanos

L os dos últimos acontecimientos más relevantes de la Legislatura estatal han confirmado la decepción de los ciudadanos con la clase política y puesto en alto cuestionamiento la estructura institucional de la representación ciudadana. Y tienen un común denominador: el desprecio por la participación.

El primer acontecimiento al que nos referimos es la confirmación de los operadores partidarios como consejeros ciudadanos al IEEZ, lo que significa, en consecuencia, cerrar la puerta a los ciudadanos.

El segundo acontecimiento es la aprobación de la Ley Estatal de Educación por la noche y a puerta cerrada. ¿Por qué cerrar las puertas a la mirada ciudadana de un espacio que es, por excelencia, público?, más aún, cuando se realizaron foros de consulta y el compromiso de los diputados había sido abrir el debate de la Ley de Educación a todos los sujetos de la misma a través de la organización de un Congreso Resolutivo.

Y el resultado es que no sólo no se hace dicho congreso, sino que aprueban la ley en una sesión privada. ¿Qué significado tiene este acontecimiento, junto a los otros que comparten el común denominador? En el caso del IEEZ privan a los ciudadanos de su derecho a conformar órganos de participación, y en el caso de la Ley de Educación privan a toda mirada pública de presenciar un acto público por excelencia: la aprobación de una ley.

El signo de ambos eventos es el acotamiento de lo público. Las definiciones públicas quedan restringidas a los políticos profesionales que, además, son parte de los círculos estrechos de aquellos políticos cercanos al poder. Se observa una dura centralización de las decisiones mediante una expresa exclusión ciudadana.

La simulada demo-cracia ha pasado a ser una franca oligo-cracia de una pequeña élite de políticos profesionales. La decisión de la Legislatura de cerrar la puerta al pueblo, es un signo fiel de la exclusión de los ciudadanos en las decisiones públicas.

Con razón, sin duda muchos profesores están ahora sin esperanza, agotados y convencidos de que los cambios por la vía institucional no serán posibles. ¿Qué ocurre al obstruir la participación?, al cerrar el congreso y romper los acuerdos cierran las vías de negociación con las fuerzas sociales y abren la puerta a la confrontación aguda. Todo lo contrario de la prudencia, de la sabiduría política: cerrar los canales para lograr acuerdos sociales amplios e imponer las leyes de esta manera, es la vía de conflictos anunciados que, cada vez, subirán de tono.

Los profesores movilizados están agotados por el largo desgaste, pero el descontento no se ha diluido sino que ha crecido por el engaño y la simulación; pronto veremos la reactivación pues el conflicto sólo se ha postergado. Como vemos, la élite política tiene mecanismos de control, pero cada vez más debilitados, y está dejando muchos asuntos sin resolver.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70