Ganador del Premio a la Investigación 2013 habla de las nuevas políticas científicas

Ganador del Premio a la Investigación 2013 habla de las nuevas políticas científicas

Con el tema Estudio de mecanismos de transferencia de calor en nanofluidos el docente investigador  de la Unidad Académica de Ingeniería, Rumen Ivanov Tsonchev recibió el año pasado el Premio a la Investigación 2013 por parte del Instituto Politécnico Nacional.

Entrevistado a este respecto, indicó que dicho proyecto se realizó conjuntamente entre la UAZ a través del doctorado en Ciencias de la Ingeniería y el Centro de Investigación en Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada del IPN (Cicata).

Sobre el tema de su investigación, explicó que los nanofluidos son la mezcla de un líquido más un porcentaje mínimo de nanopartículas, que son cuerpos que tienen una dimensión que se mide en nanómetros y tienen propiedades que difieren mucho de las correspondientes de este mismo material en bulto.

Indicó el investigador que los nanolíquidos pueden ser utilizados en todo tipo de sistemas de enfriamiento pero, debido a su costo, es mejor que se usen en sistemas de baja dimensión, por ejemplo en los microprocesadores de la computadora, donde no hay un espacio para que se coloque un radiador de calor grande.

Rumen Ivanov Tsonchev indicó que en el laboratorio de investigación del doctorado en Ciencias de la Ingeniería se tienen varios métodos para medir las propiedades térmicas de líquidos utilizando el equipo con que se cuenta.

Asimismo, destacó que hay otro proyecto que se está trabajando en colaboración, que se titula: Microscopia térmica, el cual ya fue presentado el pasado enero en la convocatoria de Ciencias Básicas.

Al abordar el tema de la investigación en el país, y el panorama que enfrentaran las universidades públicas y los investigadores en la actualidad, Ivanov Tsonchev externó que habrá cambios grandes en la política científica en México.

Desde hace varios años hemos visto que se debe hacer algún cambio en la política científica –dijo–,  “pero nos quedamos solamente con las palabras, esta vez parece que en la práctica se van a hacer estos cambios”.

Agregó que la dirección general de este cambio es que la ciencia se debe aplicar para elevar la competitividad de México en el mercado internacional, así como usarla para resolver problemas específicos del país.

A este respecto hizo referencia a la conferencia que dictó el director general del Conacyt, Enrique Cabrero Mendoza, en el marco de la ceremonia de inauguración del 25 Congreso de la Asociación Mexicana de Directivos de la Investigación Aplicada y el Desarrollo Tecnológico ADIAT 2013.

El doctor Cabrera –recordó– “dijo que aparte de las ciencias básicas y aplicadas, que se van a seguir desarrollando, se va a prestar más atención al desarrollo tecnológico y la innovación”, aclaró también que  se trata de un cambio relativo en el peso de los cuatro eslabones que son ciencia básica, ciencia aplicada, desarrollo tecnológico e innovación.

Abundó que en Estados Unidos más del 50 por ciento de las patentes son otorgadas a residentes, para Japón es de 85 por ciento y Corea 78 por ciento, mientras que en México esta cifra se reduce a un siete por ciento. El docente investigador universitario consideró que esto debe de cambiar de fondo y es uno de los objetivos de cambio en la política científica en México, ya que en este momento se dedica a la ciencia y el desarrollo tecnológico 0.5 por ciento de su Producto Interno Bruto PIB.

De estos recursos, el 20 por ciento proviene de la iniciativa privada y el 80 por ciento, del Estado Mexicano, para el año 2018 que es la proyección, el porcentaje debe de subir hasta 1.00 del PIB, destacó que este cambio se puede hacer exclusivamente con fondos de la iniciativa privada.

“El cambio drástico que se espera debe venir de la iniciativa privada, y de este modo queda claro que rumbo debe de tomar la ciencia en México, que deber una ciencia que resuelva los problemas del país que contribuya a la elevación de la productividad de las empresas”. Por ello, la vanguardia en las universidades serán las áreas de ingenierías, destacó el investigador.

Retomando la conferencia del doctor Cabrero, Rumen Ivanov señaló que de acuerdo con el funcionario, la estrategia de cambio de la vida científica en México consiste en obtener un mapa de las capacidades científicas y tecnológicas del país y diseñar una política diferenciada en ciencia y tecnología tanto regional como temáticamente.

Sobre la situación en la UAZ en este rubro, comentó que según el número y la preparación de los investigadores se están en una buena situación, sin embargo lamentó que tomando en cuenta la infraestructura  (la falta de laboratorios y equipos para la ingeniería), no se está del todo bien.

Al  hablar del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), Rumen Ivanov Tsonchev expuso que éste debe cambiar para que los investigadores tengan un estímulo para abrirse a la vida real de México, mediante la participación en la solución de problemas reales del país.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ