El Pulgatorio, espacio a disposición de la literatura, el arte, la cultura y la historia

El Pulgatorio, espacio a disposición de la literatura, el arte, la cultura y la historia
  • El lugar es un punto de encuentro para el análisis y la reflexión: promotor
  • Se proyecta una lectura de la figura y hechos de Benito Juárez este 21 de marzo, anuncia

El Pulgatorio es un espacio cultural ubicado en vecindad con la Alameda Trinidad García de la Cadena, que gratuitamente se pone a disposición de quienes se inician en la creación literaria, también se ha convertido desde su apertura hace alrededor de nueve años en una de las sedes del Premio Internacional de Poesía Ramón López Velarde. Y como tercera vocación, se ofrece como lugar de encuentro para revisar perspectivas distintas a la historia oficial acerca de “fechas importantes para nosotros y el país en general”, refiere Abel García Guízar, docente e investigador de la Unidad Académica de Derecho de la Universidad Autónoma de Zacatecas y promotor del lugar.

De esta manera se visibilizan las diferentes vocaciones del también escritor, quien recuerda que El pulgatorio nació en una primera versión “romántica y auténtica” en un cuarto de azotea de la colonia Buenavista, ubicada entonces como periferia de la ciudad de Zacatecas, y refería irónicamente, una condición de precariedad económica por la que atravesaba entonces el joven estudiante Abel García.

Agrega que antes de este nombre tuvo otro, El Bache, “porque ahí me hundía a exorcizarme un poco de mi situación con lecturas”, pero comenta, rápidamente la identidad del sitio fue definida como El Pulgatorio.

Se recuerda como un joven que desde el ámbito rural se vino a estudiar a Zacatecas “por mis pistolas” y que  ante su difícil situación decidió antes que lamentarse ponerse irónico consigo mismo “para no andar  deprimido”, de ahí el nombre para su primer cobijo en la ciudad.

De ese primer espacio en el que a veces se le dispensaba el pago de la renta y que contaba con una pequeña ventana con vista al Cerro de La Bufa, un escritorio para hacer las lecturas, un grupo de libros que crecía mientras que algunos inventarios de librerías no cuadraban, una esponja colocada directamente sobre el piso para dormir y una parrilla para cocinar lo que hubiera, pasó a otro lugar con vista aérea, esta vez frente a  Catedral, refugio que le ofreció muchas tardes para ver a detalle las barrocas labranzas en cantera de la fachada del emblemático edificio.

Para este momento, finales de los años 60 del siglo pasado, García Guízar era cuadro artístico del desaparecido Instituto de Bellas Artes de Zacatecas (IZBA), y se mantenía dice, cantando, bailando, escribiendo y recitando poesía.

El cuarto frente a Catedral le fue facilitado por la titular del IZBA, Angelina Ocampo Fernández, pero un desacuerdo propiciado por la militancia en la lucha social del entonces estudiante de Derecho derivó en su salida del sitio.

En El Pulgatorio actual, se reúnen el amor por el Centro Histórico de Zacatecas al que siempre quiso volver y la nostalgia de aquel primer espacio propio de azotea, la solidaridad con los jóvenes que se inician en la difícil labor de escribir y la filia personal por la poesía y la narrativa, así como la necesidad de la revisión histórica de hechos fundacionales en el devenir de México como nación.

Así que El Pulgatorio se define como un espacio nacionalista y antiimperialista para librepensadores de izquierda, si es que esa composición puede darse, comenta.

Entre las anécdotas que se suman a las presentaciones de libros, eventos académicos, homenajes y conmemoraciones de fechas como el 21 de marzo, 16 de septiembre, 2 de octubre y 20 de noviembre, refiere en la presencia de Ernesto Cardenal, poeta y héroe de la Revolución Sandinista, la razón por la que el edificio cuenta con un elevador.

Tras adelantarle José de Jesús Sampedro, principal promotor del Premio Internacional de Poesía Ramón

López Velarde, la posibilidad de que Cardenal fuera premiado, Abel García proyectó instalar un sistema que le evitara subir al entonces escritor de 84 años de edad una escalera estrecha que era antes la única vía para acceder a la azotea que ocupa El Pulgatorio. Así fue que se instaló el que desde entonces fue bautizado como El subecardena”.

Como eventos próximos proyecta este 21 de marzo una lectura de la figura y hechos de Benito Juárez. Me interesa mucho la versión del análisis de lo que fue el juarismo para bien o para mal”.

También se encuentra entre sus planes ofrecerle un homenaje entre amigos, al músico zacatecano José

Joaquín Correa El Flash, personaje estimado por la comunidad universitaria que vivió la época del activismo de la lucha social universitaria, urbana y campesina en los años 70 del siglo pasado y quien fuera miembro del grupo universitario Huayrapamushka.

Actualmente El Flash se desempeña de manera independiente en la docencia y la ejecución musical en distintos foros y espacios culturales.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ