Las + Recientes

Necesario, trascender el papel de la mujer en su participación política: Terán Fuentes

Necesario, trascender el papel de la mujer  en su participación política: Terán Fuentes

■ Comparte activista el compromiso de las universitarias por la defensa de la enseñanza pública

■ Destaca la participación femenina en el más reciente movimiento huelguístico de la UAZ

“Ahora las mujeres que tenemos la posibilidad de decir la palabra corrupción o deshonestidad como palabras muy críticas y fuertes frente a una realidad administrativa de la Universidad, debemos de volver los ojos a aquellas mujeres que empezaron a decir: es necesario salir a la calle, marchar al lado de los hombres y defender la educación pública”, expuso Mariana Terán Fuentes, docente e investigadora de la maestría y doctorado en Historia de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

La historiadora habló de la necesidad de establecer eslabones generacionales entre las docentes  que “con un interés creciente en participar en los procesos políticos”, asistieron a las asambleas convocadas por el Sindicato de  Personal Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (Spauaz) para aportar a la solución del conflicto que derivó en una huelga de 15 días, y aquellas mujeres que en las décadas de los 70 y 80 se sumaron a la lucha política y social desde la Máxima Casa de Estudios en el estado.

Esta reflexión se inscribe en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, que dice Terán Fuentes, debe ya trascender una primera discusión en torno a la doble jornada femenina para situarse  ahora, en la participación pública y concretamente política de las mujeres en México.

De esta manera el movimiento huelguístico de la UAZ afirma, “hizo también que se reconociera a las mujeres como un actor político dentro de la misma institución de educación pública”.

La  presencia de las universitarias, entre ellas la propia Mariana Terán, derivó en la conformación del grupo Prometeo Académicas por el Renacimiento de la UAZ que expuso, “es el resultado de la acción de unas cuantas mujeres que decidieron organizarse en contexto de huelga. Para nosotras esa huelga es la posibilidad de hacer renacer a la institución porque la institución tiene cáncer”.

Un cáncer que Mariana Terán refirió en sus discursos con palabras como “corrupción”, “deshonestidad” o expresiones como “falta de ética”.

“Cuando hablaba yo de que existe corrupción en la Universidad…no era tan bien vista ¿eh? Hay alguien que me decía: aventada, valiente. Y otros me decían no, no, no te estás metiendo en camisa de once varas. No hay que decir esas palabras”.

Las preguntas ahora son: “¿Qué palabras debemos decir las mujeres cuando participamos políticamente?, ¿cuáles son oportunas y cuáles no?”.

“Entonces a mí me quedó claro después de recibir esas críticas, que con más fuerza hay que decir esas palabras. Creo que las mujeres que hacemos nuestro trabajo adentro de la casa y fuera de ella y que no tenemos cola que nos pisen, sí estamos en condición de decir esas palabras”.

El objetivo de Prometeo Académicas por el Renacimiento de la UAZ es la defensa de la educación pública en México, desde el bastión inmediato Zacatecas y más entrañable la Máxima Casa de Estudios en el estado.

Una educación que debe tener entre otras cualidades dijo, la inclusión, demostrada por un mayor presupuesto asignado por el Estado mexicano. Y la calidad, que señala Mariana Terán, fue uno de los reclamos “del Frente Estudiantil Universitario por la Defensa de la UAZ, que surgió también de estos días”.

A esta exigencia agrega  como observación, que la corrupción también puede expresarse cuando se cobra una quincena sin actualizarse como docente o cuando se decide no asistir a clases.  La calidad en la educación en el nivel superior implica asimismo, un compromiso con la investigación, señala.

“Entonces esos son los nuevos requerimientos para la educación pública superior en México. Que no nos vendan espejitos las instituciones privadas. No, las instituciones públicas deben ser el modelo, por algo la UNAM está en un alto nivel internacional como una universidad popular, democrática pero con una gran calidad científica y humanística”.

El otro factor que debe sumarse a este esquema es justo, el humanismo. La búsqueda de  acreditaciones para sumarse al Sistema Nacional de Investigadores u obtener el perfil Promep, han propiciado una ola de “credencialismo”.

“Yo participo de eso pero veo que la tendencia es a perder el carácter humanista de las instituciones”.

Cuando se le pregunta a Mariana Terán sobre el valor agregado que le ofrece el activismo femenino a la lucha por la defensa de la educación pública al interior de la UAZ, responde con una expresión aprendida empíricamente de Lolita, mujer otomí del Tablón, comunidad de Ixmiquilpan en el Valle del Mezquital del estado de Hidalgo: “a mí la lucha no me viene de la cabeza me viene de las entrañas”.

Terán Fuentes comenta que esta experiencia de vida en una comunidad indígena que tuvo su momento entre 1988 a 1990, derribó su prejuicio acerca de una visión romántica de los pueblos indígenas sumisos, para encontrar en ellos a mujeres aguerridas y dispuestas a ir a la cárcel en defensa de los suyos, como el caso de Lolita.

“Yo pienso que donde hay ese coraje y decisión de las mujeres de participar hasta el final es porque hay entrañas, hay instinto, hay garra; pues no. No estoy contestando a la pregunta pero sí me voy con ese ejemplo y lo tomo como una gran lección para mí misma, para decir: lo que vas a iniciar hay que terminarlo y topar hasta el fondo, hasta las últimas consecuencias. Eso leo yo en este movimiento que queremos llamarle de renacimiento”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70