Las + Recientes

La Toma de Zacatecas: triunfo y ruptura de la convergencia revolucionaria

La Toma de Zacatecas: triunfo y ruptura de la convergencia revolucionaria

Para la historia del México contemporáneo la batalla y toma de Zacatecas es uno de los hechos de mayor trascendencia que marcó el destino de la Revolución, pero que también significó la ruptura de la convergencia lograda entre los revolucionarios, cuyo objetivo era dar fin al gobierno de usurpación y dictadura de Victoriano Huerta y lograr sentar con ello las bases del constitucionalismo a través de la figura de Venustiano Carranza reconocido como Primer Jefe.

Las grandes figuras populares de la Revolución, las que hicieron posible el levantamiento de las masas, llegaron a representar para Carranza hasta cierto punto una posible amenaza a sus aspiraciones personales, de ahí que después de la Toma de Zacatecas la historia de la Revolución tomara otra vertiente, como veremos a continuación.

En su ambición por afianzar su camino hacia la presidencia, Venustiano Carranza llegó a ver con recelo los triunfos de los generales Francisco Villa,  Pánfilo Natera y Felipe Ángeles en Torreón, Saltillo y Zacatecas, toda vez que podrían representar una posible competencia y un obstáculo político, por lo que los limitaría en todo lo posible a partir de tan notables triunfos. Tal fue el caso de Villa a quien se le había prohibido tajantemente avanzar hacia Zacatecas. El memorable combate fue la causa para que Carranza seriamente disgustado se distanciara con el general Villa, de ahí que en una carta dirigida al general Álvaro Obregón por este último, le manifestaba las dificultades surgidas con relación a la movilización de sus fuerzas y la falta de apoyo militar en momentos tan decisivos tras haber tomado la ciudad de Zacatecas.

Tengo la pena de informar a usted, que el señor Carranza sigue poniendo a esta División toda clase de obstáculos y dificultades para su marcha hacia el interior del país. Después de la toma de esta plaza, pensaba seguir directamente hacia el sur, y al efecto, hice cerca del señor Carranza y del general Pablo González, Jefe de la División del Nordeste, las gestiones encaminadas a que me proporcionaran el carbón que se necesitaba para el movimiento de nuestros trenes, y cuyo combustible abunda en las minas del norte de Coahuila, que están en poder de fuerzas constitucionalistas, y sin el cual será sumamente imposible la movilización de mis tropas.

“Tengo la seguridad de que negará también el paso de parque que necesito para aprovisionar convenientemente mi columna, y el cual solo puede pasar actualmente por Tampico, puerto que se encuentra en poder de las fuerzas del señor Carranza.

Zacatecas, 25 de junio de 1914”.

En esta misma carta Villa expresaba su preocupación ante la desesperante inactividad y falta de cooperación de las tropas del general Pablo González en Saltillo y Monterrey.

En el caso del general Pánfilo Natera, quien estuvo al mando de la División del Centro, es importante señalar su ruptura con Carranza y su desobediencia hacia este, impulsada por las derrotas previas a la llegada de Villa a Zacatecas, ya que se le había ordenado categóricamente tomar esta plaza los primeros días del mes de junio para evitar la llegada de la División el Norte, pero ante el fracaso de dicha empresa decidió no continuar con tan radicales disposiciones del Primer Jefe, motivo que explica su disociación. La separación surgió cuando sorpresivamente se ordenó a Natera y a los hermanos Arrieta que iniciaran el ataque a esta importantísima plaza, pero todos los asaltos fueron rechazados por el general Luis Medina Barrón, lo que obligó a solicitar al general Villa 5000 hombres bajo mando de José Isabel Robles o de Tomás Urbina, pero pretextando que el primero se encontraba enfermo y el segundo no se llevaba bien con los Arrieta, marcharía desobedeciendo la indicación de no hacerlo, con toda su División para evitar un nuevo descalabro.

Al general Felipe Ángeles su adhesión a la División del norte le costaría su desconocimiento como subsecretario de guerra en el gabinete constitucionalista, con lo cual las relaciones entre éste y Carranza se agravarían notablemente.

“Esta primera Jefatura del Ejército Constitucionalista, que es a mi cargo, ha dispuesto que, con esta fecha, cese Ud. en el desempeño del puesto de subsecretario de Guerra por convenir así al buen servicio y al buen nombre del Ejército Constitucionalista, por no haber sabido Ud. corresponder a la confianza que le ha dispensado esta Jefatura, cometiendo una falta grave de insubordinación. Ratifico a Ud. el contenido de mi mensaje de esta fecha.

Ya se ordena se comunique este acuerdo por la orden del día a todas las guarniciones de las plazas dominadas por el Ejército Constitucionalista.

Constitución y Reformas. Saltillo, junio 19 de 1914.

V. Carranza al C. Gral. Felipe Ángeles”.

A pesar de la noticia, este desconocimiento motivó una mayor disposición a preparar el escenario para la llegada de la División del Norte y arremeter contra el enemigo. El triunfo sería definitivo el 23 de junio, significando el éxito constitucionalista y la apertura del camino de los revolucionarios hacia el centro del país.

Podemos concluir señalando que, la toma de Zacatecas significó también el inicio de un mar de intrigas y desafecto de Carranza hacia el liderazgo de Villa, anunciándose así la presencia inminente de dos grandes movimientos y otra desgastante fase de la revolución, caracterizada por la confrontación y poca convergencia de los ideales revolucionarios: el constitucionalismo, liderado por Carranza y Obregón y el otro, el convencionalista de Villa y Zapata, que buscaba la justicia social a través de la educación y legitimar el trabajo agrario en el campo. ■

* Integrante de la Asociación de Historiadores Elías Amador, A.C.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70