¿Tiempos de oscurantismo?

¿Tiempos de oscurantismo?

Con las tecnologías modernas que ha implementado la humanidad, sobre todo a partir de la segunda mitad del siglo 20, sinceramente creí que las épocas de oscurantismo habían quedado atrás.

Sin embargo, México representó una ínsula en dichos avances, porque a nuestros gobernantes en aquel tiempo, no les convenía que la ciudadanía estuviera informada de lo que estaba pasando en nuestro país.

Cuando en 1985, se produjo el movimiento ciudadano que le permitió a este país, un cambio de mentalidad, impulsado sí por un desastre natural, empezamos a ver cambios, no drásticos, pero si importantes.

Comenzó la alternancia en los gobiernos de los estados en 1989, específicamente en Baja California, para por fin en 2006, ese movimiento ciudadano, impulso la alternancia a nivel federal con el triunfo de un partido diferente al que nos venía gobernando.

Es precisamente en ese periodo, cuando se da el boom de la información, se reconoce el derecho de los ciudadanos a informarse y conocer de qué manera los gobiernos federal y los estatales, ejercían los recursos públicos, y de qué manera se le daba tratamiento a los problemas importantes que teníamos que afrontar como país.

Sin embargo, siempre he pensado que los mexicanos no tenemos memoria. Y caímos nuevamente en la tentación de los gobiernos priístas.

Alguna vez recuerdo haber leído el significado de la palabra oscurantismo, la cual representa una oposición sistemática a que se difunda la instrucción en las clases populares, o la defensa de ideas o actitudes irracionales. Es decir, el oscurantismo se utiliza como práctica deliberada para evitar que algunos hechos o detalles sobre algunos asuntos, se den a conocer.

En la historia de la humanidad, hemos vivido épocas de oscurantismo, la más visible, la Edad Media, en la que las ideas predominantes eran de demarcación religiosa, y existía cierta restricción a la difusión de conocimientos que fueran en contra de dichas opiniones.

Ustedes se preguntarán, y eso que tiene que ver con nuestro estado o nuestro país.

Hace algunos meses, escribí una colaboración que titulé secretismo, silencio o mentira, en el que sustentaba el significado que el diccionario estipulaba para cada una se esas palabras.

Todas y cada una de las acepciones de esas palabras, nos llevan inevitablemente al significado de la palabra oscurantismo.

Y para el caso que hoy me ocupa, es lo mismo.

Cuando Gobierno Federal de Felipe Calderón, actuó de la manera en que lo hizo cuando tuvo que enfrentar el dilema de la posible epidemia de influenza, todos los medios de comunicación, y los demás partidos políticos lo criticaron, y sin embargo, el brote de la enfermedad fue controlado, y con ello se evitaron muchos problemas que pudieron haberse generado en ese momento.

Hoy, con el gobierno del PRI a nivel federal y a nivel estatal, el tratamiento ha sido distinto, irresponsable, inepto, desorganizado y sobre todo, con toda responsabilidad lo digo, le hemos dado un tratamiento oscurantista.

A los mexicanos, pero sobre todo a los zacatecanos, se nos ha mentido, se nos ha ocultado información y en su momento se ha guardado silencio en el asunto del brote de influenza.

Señala la información oficial de Gobierno del Estado, que al momento van 280 casos y 36 muertes por el brote de influenza.

Y me permito hacer memoria de los casos de los que en lo personal he tenido conocimiento de personas que han fallecido en los últimos meses, motivados por enfermedades respiratorias.

En el municipio de Villanueva tuve conocimiento de al menos seis muertes en esta temporada, y todos conocidos o familiares de amistades cercanas a un servidor. En el municipio de Enrique Estrada, tuve conocimiento de cinco casos más. En Guadalupe, de mi círculo cercano, he tenido el conocimiento de al menos quince decesos en estos últimos meses por enfermedades respiratorias. Mis hijos, dos de ellos universitarios, me han platicado de varias muertes más achacadas también a enfermedades de vías respiratorias.

Y la verdad puedo seguir con el cúmulo de historias de personas cercanas a mí, que todos los días me platican de la situación por la que está pasando el estado en relación con el brote de influenza.

Las autoridades piensan que los ciudadanos no nos damos cuenta de la realidad, y tratan de ocultarnos una verdad que conocemos. El problema señores del gobierno, es que muchas veces la desinformación también provoca tergiversación de la realidad.

Hemos regresado a épocas oscurantistas, donde el gobierno tanto federal como estatal, no les conviene que los ciudadanos conozcamos la verdad de las cosas. Han manejado mal el problema del brote de influenza y como consecuencia se les fue de las manos, y hoy no saben cómo manejar su ineptitud ante el problema grave que tenemos encima, y prefieren ocultarnos la verdad.

Friedrich Nietzsche dijo, y cito, “El elemento esencial en el negro arte del oscurantismo, no es que quiera oscurecer la comprensión individual, sino que quiere ennegrecer nuestra imagen del mundo, y oscurecer nuestra idea de la existencia.”

¿Estamos viviendo otra etapa de oscurantismo?

A mí me parece que así es, Gobierno del Estado trata de oscurecer la realidad que estamos viviendo. A menos claro, que las 36 muertes que señala la información oficial, sean todas, por mala suerte, de un círculo cercano al mío. Pero como siempre, Ustedes tendrán la última opinión. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70