Plebiscitos y asambleas universitarias, ejemplo a la partidocracia

Plebiscitos y asambleas universitarias, ejemplo a la partidocracia

Las estructuras de representación en gran parte de los sistemas políticos han convertido la representación en suplantación. Los llamados representantes se autonomizan de las personas que representan y deciden sin ellos. Y el sistema de partidos como forma de conducir la representación es peor aún: los llamados ‘representantes  populares’ no son propuestos por los pobladores de los distritos electorales, sino que son designados por la cúpula burocratizada de un rancio cacicazgo partidario. Hay partidos donde el gran elector ni siquiera es un grupo selecto, sino un solo personaje y que tiene en el poder lo que su partido tiene de vida: el PT y el MC por ejemplo, han tenido en toda su existencia un solo dirigente nacional. Y en el caso de los liderazgos sindicales articulados principalmente con el PRI mediante su pertenencia a la CTM o la FSTSE observamos también dirigencias añejas durante periodos que pueden rebasar los 30 años de antigüedad continua.

Estas dirigencias sindicales deciden las negociaciones y a nadie consultan: son omnipotentes en su sindicato, avasallan a los trabajadores y los instrumentan según lo que conviene para la reproducción de su poder dentro de su partido (es la historia del PRI) y en el gobierno. En el caso de las iniciativas para hacer participar directamente al pueblo de Zacatecas, los sucesivos gobiernos del PRD y el PRI no han permitido un solo ejercicio de participación ciudadana, pero además, según la ley vigente los plebiscitos que se realicen generarán únicamente recomendaciones a los gobernantes, nunca órdenes; no toman en cuenta que un plebiscito no vinculante es una vacilada. Mientras que el PAN, apenas acaba de aprobar votaciones directas para nombrar sus dirigencias. Como podemos observar, todos los partidos, en su vida interna y en las estructuras de representación popular que producen, la representación es suplantación.

Por todo ello, es alentador observar que en el caso del sindicato de profesores de la UAZ, exista un mecanismo plebiscitario libre para definir el estallamiento y levantamiento de la huelga.

El mecanismo de votación diseñado y aplicado, donde no se sabe la orientación de la votación de los profesores por la ubicación de la escuela o delegación de su adscripción, el voto es aún más libre porque no hay manera de ubicar el voto y por tanto, hacerlo susceptible de presión de los directores. Esto es, no sólo el voto es un derecho de todos los agremiados, sino que el mecanismo es eficaz para garantizar el anonimato del sufragio, protegiendo la voluntad del profesor.

Las innumerables asambleas de representantes (Comité de Huelga) acompañadas por asambleas generales, junto a plebiscitos creíbles, han generado los conductos de la participación de los docentes, que ahora mismo experimenta un auge entusiasta y prometedor para el futuro de la democracia universitaria. Es, por tanto, muy interesante observar con calma la experiencia del Spauaz para ver qué tanto ayuda para aplicarla a la propia ley de participación ciudadana del estado de Zacatecas, que a la fecha sigue siendo una estatua sin vida.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ