Minera San Martín: 7 años de lucha sindical en medio de la incertidumbre

Minera San Martín: 7 años de lucha sindical en medio de la incertidumbre

■ Se dejaron de producir 4 mil 400 toneladas diarias de metal; equivalen a 70 mil mdp al año: Zapata

■ La población se ha polarizado; 200 trabajadores siguen en pie de huelga y 283 se han liquidado

Han pasado casi siete años después de que el 30 de julio de 2007, 483 trabajadores de la mina San Martín,  ubicada en Sombrerete estallaron en huelga por violaciones a su contrato colectivo de trabajo y las peligrosas condiciones en que laboraban. De entonces a la fecha, seis mineros han muerto; todos en la espera de regresar a su fuente de empleo o en su caso ser pensionados ellos y ahora sus familias, aunque en abril de 2008 la empresa declaró el cierre formal de la unidad.

Con la huelga, la mina -ubicada a 10 minutos de la cabecera municipal de Sombrerete- propiedad de la empresa Grupo México, cuyo dueño es el magnate Germán Larrea, dejó de producir las 4 mil 400 toneladas diarias de cobre, plata, plomo y zinc, mientras que decenas de mineros siguen sin trabajo fijo, 200 continúan firmes en el movimiento, los 283 restantes decidieron liquidarse y el conflicto logró polarizar a la población.

Según datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), en Zacatecas 13 mil 500 personas se dedican a la minería, por cada uno de esos empleos directos hay otros cinco indirectos, de modo que la industria extractiva propicia alrededor de 60 mil trabajos entre los contratados por las mineras, proveedores, comerciantes, limpieza, transporte y otros.

Aunque hay múltiples minas en los alrededores de Sombrerete que en gran medida sustenta su economía en éstas, al grado de que a su entrada lo primero que resalta es el monumento al minero, sin la producción de San Martín, se ha dejado de aportar a 40 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) que esa actividad da a este estado con alrededor de 70 mil millones de pesos al año, dijo el delegado de la STPS, Gilberto Zapata Frayre al considerar que vale la pena hacer el esfuerzo en solucionar el conflicto.

Jesús Rodríguez Morales, delegado especial del Comité Ejecutivo Nacional en la sección 201 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSSRM), admite que si bien, tras la huelga un amplio sector de la población les ha dado la espalda, están decididos a seguir adelante en su movimiento así tengan que ser varios años más porque dijo, encabezan una lucha justa.

San Martín, de las más antiguas productoras de plata, cobre y zinc del país y cuyos orígenes se remontan al siglo 16, no es la única mina de Grupo México en huelga, en Canea Sonora y Taxco Guerrero también lo están por los mismos motivos  y en ninguna de las tres hay visos de arreglos, comenta Rodríguez en entrevista, al considerar que la huelga jamás debió haber pasado, pero las violaciones al contrato colectivo de trabajo y las pésimas condiciones de seguridad laboral los orillaron.

Refirió que desde 1981 hasta julio de 2007 en San Martín, donde se utiliza el método de explotación de corte y relleno hidráulico, ocurrieron 32 accidentes; algunos de ellos fatales, sin contar que muchos de los mineros mueren a causa de la silicosis y el cáncer. Fue así que ante la negativa de la empresa de mejorar las condiciones insalubres en que laboraban dentro de la mina, la sección 201 liderada por Napoleón Gómez Urrutia  decidió levantarse.

Desde el inicio de la huelga la empresa manejó que había poco mineral y su tiempo de vida sería corto, por lo que convocó a los entonces 483 mineros a liquidarse; casi la mitad se negó a hacerlo y es así que el movimiento que inició en el sexenio de Vicente Fox, se ha prolongado hasta el gobierno de transición de Enrique Peña Nieto, a quien la sección 201 le da un voto de confianza para que como intermediario restablezca la negociación, según se ha comprometido el secretario del trabajo, Alfonso Navarrete Prida.

 

Grupos Rivales

Marchas, mítines, manifestaciones, movilizaciones en Zacatecas, y en la capital del país fue la estrategia de los mineros en los primeros años de la huelga; al sentirse ignorados con el paso de los años, decidieron continuar con la estrategia de guardias turnadas de 24 horas en el sindicato.

Ya no lo hacen en las instalaciones de la mina como se supondría. Cuentan que hace 2 años llegaron a la comunidad integrantes del Sindicato de Exploración Explotación y Beneficio de Minas  que a decir de Rodríguez son “grupos de choque” pagados por Grupo México, y para evitar enfrentamientos, la sección 201 cedió a retirarse del lugar, sin que legalmente signifique el cese de su movimiento.

Tras la visita a San Martín, es visible la división y rivalidad entre dos grupos; los mineros de Napoleón que resguardan en el inmueble del sindicato. Los otros, quienes están a favor de la empresa custodian  la mina en un ambiente de total hermetismo y a la defensiva.

Al llegar a la mina, una persona que se identificó como el coordinador de la pluma, se negó a dar el nombre de los líderes de su movimiento y por ende la posibilidad de hablar con ellos en ese momento pese a que confirmó, estaban en el interior del inmueble; alrededor de una decena de jóvenes custodian la entrada quienes evitan dar cualquier información. Es imposible tomar una imagen del lugar.

En Sombrerete hay un representante legal de Grupo México, el señor Ramiro Fonseca, a quien se contactó en reiteradas ocasiones para conocer la postura actual de la empresa. En primera instancia amablemente accedió a una cita pero nunca se concretó por decisión de él.

A decir de Jesús Rodríguez, Fonseca es la persona quien se ha encargado en todo este tiempo de hacer entre los sombreretenses una campaña de desprestigio en contra de los huelguistas y de Napoleón Gómez Urrutia, al grado de que prácticamente les han dado la espalda.

P5 MINERASANMARTIN-2

El líder sindical considera en que para Germán Larrea, pese a las pérdidas de millones de dólares, es ya un capricho no reconocer el movimiento. Ha preferido regalar dinero para corromper autoridades locales, federales y estatales, así como jueces y utiliza sindicatos al servicio del patrón como la CROC.

Refirió que el último de agosto de 2012, llegó a San Martín un grupo de cerca de 500 vándalos-drogadictos quienes trataron de pasar por encima del derecho a huelga y provocaron una confrontación violenta entre las dos partes, se pretendía correr sangre entre el pueblo, por eso nosotros decidimos retirarnos.

En ese entonces la CROC peleó la titularidad del sindicato minero sin éxito y al no haberles dardo resultado, la empresa llevó su propia organización, el Sindicato de Exploración y Explotación de Beneficio de Minas liderado por el sope Elías Morales, expulsado por corrupción y traición a los trabajadores, dice.

Rodríguez acompañado de José Núñez, secretario general de la sección 201 y Martín Velázquez presidente del Comité de Huelga, destacaron que a pesar de todo han logrado conservar la titularidad del sindicato, no obstante las agresiones sicológicas, amenazas y hasta físicas en su contra.

A  casi siete años, la empresa asegura que el sindicato minero es quien se niega a darle solución al conflicto, so pretexto de que hay cerrazón y piden grandes cantidades de dinero, lo cual, aseguró Rodríguez es una total mentira, puesto que ni la autoridad ni Grupo México han estado interesados en negociar y respetar los derechos laborales.

Sabemos que peleamos contra un empresario voraz que es Germán Larrea, el asesino de mineros caídos en Pasta de Conchos, así como de otros accidentes por ejemplo el del pasado 12 de febrero en Chalca San Luis Potosí  donde hubo muertos y Grupo México trató de ocultarlo. Lamentaron que la autoridad ha sido omisa, pero hay esperanzas de que Navarrete Prida le dé solución justa a las huelgas de Taxco, Cananea y Sombrerete, tal como se ha comprometido.

 

P5 MINERASANMARTIN-3

Estragos de 7 años de huelga

A lo largo de todo ese tiempo los estragos de la huelga han sido impactantes, no sólo porque se perdieron decenas de empleos, sino porque cambió la vida de los mineros que tenían un trabajo “seguro”.

Si bien los 200 huelguistas reciben del SNTMMSSRM un apoyo de mil 200 pesos semanales, no tienen una fuente de trabajo fijo y se ocupan de manera ocasional en la obra, el comercio, de repartidores y otras actividades que no pueden estar por encima de la guardia a la que ellos mismo se han obligados a hacer.

No hay fuentes de trabajo, sobre todo porque se les han cerrados las puertas gracias a la campaña de desprestigio que dicen, ha generado Grupo México en su contra. En la cabecera municipal de Sombrerete se pude ver una lona anónima con la leyenda ¿Te acuerdas cuando la mina San Martín estaba abierta?, se da un teléfono y se invita a los interesados a unirse a una campaña a favor de reabrir la fuente de empleo, a decir de los vecinos, hay en múltiples puntos de la ciudad y así como hay quienes los apoyan, otros rechaza la protesta.

Una de las estrategias de la minera ha sido regalar a la gente despensas, becas y bonos de apoyo, con lo cual se ha ganado a los pobladores a quienes le hacen creer que es socialmente responsable, lo que dijo Rodríguez, no está mal, pero el problema radica en que detrás de ello se tiene la intención de no ceder ante los derechos de sus trabajadores.

Actualmente las guardias en el sindicato se organizan en ocho grupos;  a cada minero le toca acudir 24 horas seguidas a la semana. Por lo general van de Chalchihuites, Saín Alto y varias regiones de Sombrerete.

Respecto de los mil 200 pesos que el Sindicato le da a cada uno de los 200 mineros, el delegado especial detalló que el dinero proviene de las aportaciones de otros agremiados y de instituciones internacionales como los Steelworkers, el Congreso del Trabajo canadiense y otras que reconocen la lucha como legítima.

 

Historia de Mario

Mario Elier Ontiveros Martínez  es uno de los 200 mineros en huelga, él comenzó a trabajar en San Martín en 2004. De 2007 a la fecha su vida cambió porque de tener un trabajo fijo, ahora se mantiene de la venta de frijoles cocidos y frituras.

De tener la intención de comprar una casa mediante el Infonavit para la cual ya tenía los puntos, la huelga ya no se lo permitió y no tiene otra opción que rentar. Aunque las condiciones han sido adversas, Mario está convencido de seguir firme hasta el final del movimiento. “Estamos seguros que ganaremos, regresaremos a trabajar y recibiremos nuestros salarios caídos, entonces sí me compraré mi casa”.

El minero una vez por semana hace la guardia de 24 horas en el sindicato, lo cual ha permitido dice, que la relación con sus otros 199 compañeros sea tan cercana que se han llegado a ver como hermanos. El ahora comerciante tiene el respaldo incondicional de su esposa y eso le motiva a no desistir.

Mario que dijo tener una herencia de padres y abuelos mineros, no se arrepiente de haber estallado la huelga porque las esperanzas vuelven a nacer con el presidente Enrique Peña Nieto, a quien exhortó a intervenir en el conflicto y todo se resuelva conforme a derecho.  Sin embargo lo más difícil en los siete años es pensar que nunca les harán caso y se le alargue mucho más el conflicto.

 

P5 MINERASANMARTIN-4

Condiciones laborales y violaciones al contrato

Los mineros ganaban en San Martín entre 110 y 112 pesos diarios los de más baja categoría, había trabajadores quienes llegaban hasta los 300 pesos e incluso 500, sin embargo en 2007 el precio de los metales se desplomó y Grupo México decidió quitar algunas prestaciones e incluso hacer contrataciones individuales, detalló el líder sindical.

 

Entre las inconformidades que dicen, están:

No respetar el contenido del Contrato Colectivo de Trabajo.

Desconocimiento del Comité Ejecutivo del SNTMMSSRM y por ende de Napoleón Gómez Urrutia como su líder sindical.

Se negaron por parte del entonces gerente, Rigoberto Real Baena  permisos, vacaciones y algunas otras prestaciones.

Pese al conflicto, San Martín aún tiene larga vida; previo al estallamiento de la huelga, se invirtieron millones de dólares en un tercer tiro, de donde se sacarían nuevas vetas de cobre.

Si la huelga estalló fue para evitar otra Pasta de Conchos; incluso en abril de 2007 hubo un último deceso dentro de ella, agregó Jesús Rodríguez.

 

No hay flexibilidad de las partes para lograr acuerdos

A decir de Gilberto Zapata Frayre, delegado de la STPS en Zacatecas,  no hay visos de que el conflicto en San Martín pueda concluir a la brevedad, ya que si bien la huelga de la sección 201 se reconoce como legal, ni Grupo México ni los mineros han tenido un acercamiento reciente y la solución exclusivamente depende de la voluntad de diálogo de las partes, pero ninguna ha dado señales.

De poco servirá que alguna autoridad estatal, municipal o federal con la mejor intención promueva una negociación, porque las partes no lo quieren. Mientras las exigencias de los trabajadores y la condicionante de la empresa sea la misma, no habrá avances. Dijo que además del tema laboral, los mineros piden el pago de un fideicomiso y otros asuntos de índole política para su líder Napoleón Gómez Urrutia.

Los huelguistas negaron que la economía local se haya visto muy afectada, puesto que algunos de ellos con el apoyo que les da su sindicato, perciben más que cuando trabajaban en la mina, sin embargo el discurso gubernamental y de algunos pobladores ajenos al conflicto es que la economía se fue a pique.

A la entrada de San Martín hay un inmueble en donde se comenta, era un restaurante que daba servicio a la gente que trabajaba en la mina; hoy, sólo lo habitan representantes de la empresa que monitorea la entrada a la comunidad. Un letrero grande de Grupo México da la bienvenida  a los visitantes, mismo que está averiado con un leyenda sobrepuesta que dice: “Cuidado con los PFP ratas hijos de su pinche madre”.

Es común ver al Ejército custodiar la entrada a la comunidad donde la casi la mitad de las casas cuenta con servicio de cable vía satelital. San Martín también tiene entradas a otro complejo minero propiedad de la empresa Peñoles. Los huelguistas están a la espera de ser llamados para reanudar pláticas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70